Foto 1
Enviar

Bitcoin experimenta una crisis de identidad

 Bitcoin se creó sobre la base del espíritu de fuente abierta que ha impulsado a generaciones de geeks.
Pero los mismos principios que celebra –una red descentralizada de contribuyentes, un código transparente- permiten que florezcan competidores. Los leales al bitcoin no están tan seguros de que sea bueno.
Dos destacados desarrolladores de bitcoin, Gavin Andresen y Mike Hearn, lanzaron una versión alternativa de bitcoin durante el fin de semana.
En la jerga del software, este tipo de creación se llama fork (tenedor). Hearn admitió en un posteo de blog que no es algo que entusiasme a todos.
“La comunidad está dividida”, escribió. “Es algo que no había pasado antes”.
En realidad, el forking es algo muy común en software.
Luego de que Google creara Android, que se ha convertido en el sistema operativo de teléfonos inteligentes más popular del mundo, Amazon.com, Nokia y otras empresas fabricantes de aparatos crearon sus propias versiones, en parte para diferenciar sus productos.
Google permite algunas modificaciones al Android, pero trata de desalentar cambios drásticos al evitar que aparatos incompatibles ingresen a su app store. Se lo puede llamar fuente semiabierta.
Muchos programas de gran éxito comenzaron como forks, entre ellos la plataforma de blogueo WordPress y Webkit, que alimenta algunos de los buscadores de la web más populares de nuestros días.
El estudio determinó que casi el 44% de los forks tiene éxito: en casi el 30% de los casos, el software original se discontinuó, mientras que el 14% de los forks terminó por desaparecer. Se trata de cifras elocuentes.
El nuevo software, llamado Bitcoin XT, tiene mucho menos respaldo que el original, pero gana popularidad con rapidez. Ya representa el 8,4% de las computadoras con software de bitcoin, según la firma de análisis de bitcoin XTnodes.
El precio del bitcoin experimentó una leve declinación tras el debut de Bitcoin XT, lo que tal vez refleje el temor a que una alternativa pueda afectar el valor de bitcoin.

Bloomberg

Ver comentarios