Enviar
¿Bisonte, grulla o atún?

El comportamiento de los equipos podría compararse con el de tres especies de animales, para comprender la dependencia de sus líderes. ¿Cuál de las siguientes describe mejor a su equipo?
Bisontes: Están en extinción y, en parte, ello tiene que ver con su estructura jerárquica. Las manadas se comportan según lo determina su líder y son muy dependientes de este. Los indios americanos eran hábiles identificando al líder y, al eliminarlo, el resto de los bisontes se desorientaban y así podían cazarlos sin problema. ¿Cuántas organizaciones son dependientes de una sola persona que actúa como si fuera su dueño? Sus debilidades terminan afectando al equipo, que se acostumbra a depender de él.
Grullas: Estas aves tienen una estructura al volar en forma de V, pero si quien guía la bandada es eliminada, de inmediato la que sigue en la formación asume el liderazgo y el grupo mantiene su vuelo. Producto de este instinto recorren cientos de kilómetros sin perder su rumbo.
Desdichadamente, en nuestros equipos de trabajo no siempre quienes siguen al líder están dispuestos a asumir su puesto si éste desaparece. Esta opción podría funcionar si todos se han preocupado por desarrollar capacidades y están listos para asumir responsabilidades crecientes.
El atún: Se mueven en forma de cardumen, por ello nadan con una elevadísima sincronización, como si fueran un solo cuerpo. Están preparados para cambiar sus movimientos a altas velocidades. Los depredadores marinos se confunden al mirarles como un bloque; los peces de los cardúmenes satisfacen sus necesidades influyéndose todos a todos con sus reacciones instintivas a los movimientos de los demás. ¿Quién es el líder allí? Es imposible detectarlo. Su altísima eficiencia hidrodinámica es colectiva, cada pez es influyente y su movimiento provoca la inmediata reacción de los que están a su lado.
¿Cómo sería un equipo en la que todos sus miembros influyen y son influidos? La pertenencia aumentaría y la responsabilidad individual se basaría en el alineamiento con las estrategias, los valores y los cambios rápidos para lograr los objetivos.
Ronald Stern, originador de esta comparación de las cultura de las organizaciones con los bisontes, las grullas y los cardúmenes nos pone a pensar en quiénes determinan lo que pasa en nuestros equipos y cuán sólidos son debido a eso. ¿A cuál de estas conductas animales se parece más su equipo?

German Retana
[email protected]

Ver comentarios