Enviar
Sábado 28 Junio, 2014

Se debe sensibilizar y educar para conservar los billetes para que siempre estén en buen estado porque nos beneficia a todos


Billetes no aptos para circular

El Sistema Financiero Nacional costarricense responde a la asignación eficiente de recursos entre ahorradores y demandantes de crédito. Esto supone la participación de intermediarios eficaces y solventes, de mercados eficientes y completos, y de un marco legal que establezca claramente los derechos y obligaciones de las partes involucradas.
Con el fin de alentar el sano desarrollo del sistema financiero y proteger los intereses del público en general, el Banco Central de Costa Rica realiza un seguimiento permanente de las instituciones que lo integran, promueve reformas a la legislación vigente, y emite regulaciones en concordancia con las leyes respectivas.
Sin duda alguna, con el propósito de dar cumplimiento al mandato constitucional de proveer a la economía del país de moneda nacional, el Banco Central de Costa Rica emite billetes, ordena la acuñación de moneda metálica y pone ambos signos en circulación.
El Banco Central tiene la potestad exclusiva para emitir billetes y acuñar monedas. Los billetes y monedas emitidos por el Banco Central son los únicos medios de pago con poder liberatorio, circulación ilimitada y curso legal en todo el país.
Está claro que el Banco Central ha contado con la valiosa colaboración y participación de las empresas bancarias en la clasificación y separación de los billetes que reciben por caja en el desempeño de su giro, pero se debe aclarar que es un trabajo que le compete solo al banco comercial y no debe afectar la fluidez del comercio como actividad.
Evidentemente se debe sensibilizar y educar para cuidar y conservar los billetes para que siempre estén en buen estado porque nos beneficia a todos, ya que forman parte del patrimonio cultural del país y su buen estado contribuye a preservar la imagen de Costa Rica.
En el cantón de Turrialba todo el comercio se ha negado a aceptar billetes rotos ni siquiera en los extremos por más pequeño que este sea y su justificación es que los bancos comerciales todos estatales han dado la orden verbal de no recibirlos, pese a que no existe ningún documento oficial del Banco Central de Costa Rica que respalde tal decisión.
Los comerciantes han sido afectados significativamente porque ante el temor de que los bancos no les acepten los billetes con roturas mínimas han preferido no vender y en una economía de poco crecimiento como la turrialbeña no se pueden tomar decisiones unilaterales ni antojadizas, porque repercute en el comercio como tal.
Finalmente, sobre el particular destinado al personal de cajas, se debe aclarar que los criterios generales de clasificación y separación de billetes no aptos para circular, están dirigidos con su pertinente instructivo y aprobado por el BCCR únicamente a las empresas bancarias con el objetivo de facilitar su detección y exclusión del sistema y del depósito de los mismos en el sistema de bóvedas de custodia del BCCR.


Luis Fernando Allen Forbes

Director ejecutivo
Asociación Salvemos el Río Pacuare
[email protected]