Billeteras de mujeres son cada vez más diminutas, pero por moda
Enviar

 Las billeteras de mujer se están reduciendo. No, no es una metáfora por la cantidad de dinero que llevan encima. Las billeteras se están achicando físicamente.
Son cada vez más pequeñas porque las mujeres compran carteras más compactas, y no necesitan cargar con tantas tarjetas o gruesos fajos de billetes.


Las tendencias de la moda llevan a las compradoras a adquirir bolsos cruzados elegantes y mochilas chiquitas.
Como los teléfonos cumplen la función de elementos físicos como los carnets, las tarjetas personales, para acumular puntos o incluso las de crédito, ya no se necesita ni se quiere llevar grandes y abultadas billeteras.
Esto implica cambiar por diseños de billetera más pequeños: monederos con cierre alrededor, delgados portabilletes o pequeños portatarjetas de cuero.
“Es natural que los artículos sean más pequeños. La gente necesita llevar menos cosas”, dijo Jaime Cohn-Barr, editora de la firma de pronóstico de tendencias de moda WGSN.
Históricamente, las billeteras de mujer no sufrieron muchos cambios. De hecho, los pequeños artículos de cuero en general ocupan un segundo plano frente a sus hermanos más grandes y visibles.
En los comercios minoristas no se los presenta en un lugar destacado y a menudo se los esconde en la solapa de accesorios en las tiendas online. Las billeteras no son muy glamorosas.
Pasan la mayor parte del tiempo encajadas entre las llaves, la goma de mascar, la loción y el lápiz labial de una persona. Las carteras, en cambio, cambian con cada estación y adquieren detalles llamativos de metal y siluetas creativas.
En general, estas herramientas útiles siguen una fórmula pragmática: rectángulos largos y redondeados con cierre o tapa.
Ahora estas billeteras se están convirtiendo en sobres o clutches. Muchos diseñadores agregan a las billeteras cadenas o tiras para muñeca optativas para que se las pueda usar solas.
Una táctica particularmente popular es un bolso para llevar de todo —maquillaje, equipo de gimnasia, ballerinas— con un diminuto monedero o billetera con cierre en su interior, lo que permite pasar fácilmente a usarlos como clutch de ser necesario, dijo Cohn-Barr.
Los pesos pesados de la moda han advertido esto y se han adaptado.
“En Kors las billeteras más pequeñas se venden más rápido que las grandes”, señaló John Idol, máximo responsable ejecutivo de Michael Kors.
Kors vende todo tipo de billeteras, desde los diseños continentales largos a los mini portatarjetas y muñequeras para smartphones. Idol habló de una doble tendencia en la cual las consumidoras se han volcado a carteras más chicas.
“Los artículos para guardar el dinero se están volviendo más pequeños porque, conforme más cosas acaban en el teléfono, uno necesita menos cosas en la billetera”, explicó Idol.


Ver comentarios