Bill Gates comparte con el ecologista escéptico sobre cambio climático
Enviar

Cuando el multimillonario dueño de Microsoft, Bill Gates, prometió reinvertir $1.000 millones de su propio dinero en investigación y desarrollo de energía limpia, siguió un relato largamente defendido por Bjorn Lomborg, un economista conocido por escribir “The Skeptical Environmentalist” (“El ecologista escéptico”).

Para ambos, la investigación y el desarrollo son las piezas para luchar contra el cambio climático.

Lomborg, quien duda del valor de las medidas que son tomadas para luchar contra el calentamiento global más que la ciencia detrás de ellas, desde al menos 2008 ha argumentado que sería mejor invertir en desarrollar nuevas tecnologías que subvencionar las energías renovables. La recompensa podría llegar en dos a cuatro décadas desde ahora, dijo en una entrevista en París.

“Hay otra oportunidad que tiene mucha más posibilidad de tener éxito – pero no un 100% de posibilidad – y es la innovación”, dijo Lomborg. Si llegamos al punto en que esas tecnologías son más baratas que los combustibles fósiles, entonces esencialmente todo el mundo cambiará”.

Gates hizo su anuncio el lunes al inicio de las dos semanas de discusiones de las Naciones Unidas en París para negociar un nuevo acuerdo sobre calentamiento global, que podría obligar a todas las naciones a recortar el efecto invernadero. En una entrevista con otros dos periodistas dijo que la intención es eliminar costo superior de la tecnología en energía limpia por encima de las alternativas más sucias basadas en combustible fósil.

“Si ponemos suficientes recursos en la investigación, el sector gubernamental y el sector privado, entonces soy optimista de que podemos llevar ese coste a cero y realmente resolver el problema”, dijo Gates. “Hay demasiado espacio para la innovación”.

La contribución de Gates, junto a la de otros 26 filántropos y la Universidad de California, totalizarán más de $2 mil millones para los próximos cinco años. Mucho de ello fluirá a través de un fondo especial que será constituido en 2016, de acuerdo a Gates. Buscarán startups para invertir en 20 países que simultáneamente prometan duplicar su gasto en investigación y desarrollo de energía limpia, incluyendo a Estados Unidos, China, India, Arabia Saudita y Gran Bretaña.

Lomborg dijo que el gasto en investigación y desarrollo en energía limpia, incluyendo la nuclear, necesita incrementarse de los casi $12 mil millones de los últimos 12 meses a más de $100 mil millones, si se trata de tener el impacto deseado en el combate del cambio climático. Dijo que las tecnologías para lograrlo podrían incluir la energía eólica y solar, el combustible obtenido de algas y el hidrógeno.

“Estamos lejos de algo que será económicamente factible”, dijo Lomborg. “Me encantaría poder mover mi varita mágica y decir ‘hey, vamos a reducir mágicamente las emisiones de carbono, así que no habrá problemas con el aumento del nivel del mar en 50 años’, pero eso no es lo que está en venta”.



Ver comentarios