Enviar
Big Three lanza al Heat
Miami gana en casa tercer partido de final NBA

La aportación ofensiva de los "Big Three" y una gran defensa fue la combinación perfecta que permitió a los Heat de Miami vencer por 91-85 a los Thunder de Oklahoma City en el tercer partido de las Finales de la NBA.
La victoria dejó a los Heat con la ventaja de 2-1 en la serie que disputan al mejor de siete partidos; el cuarto se jugará mañana martes en el mismo escenario del American Airlines Arena, de Miami.
Hace un año y antes de que se jugara el tercer partido de la final, LeBron James y Dwyane Wade empleaban palabras como apremio y desesperación.
Estos calificativos los llevan hoy los jugadores del Thunder, que al perder anoche, no pudieron repetir la hazaña del Heat el año anterior, cuando después de caer en casa en el segundo partido, fueron a Dallas a ganar el tercero de la serie.
Nadie se podía imaginar, mucho menos LeBron y compañía que ese sería el último triunfo del Heat en la temporada.
De ahí que ganar el tercer partido, no asegura nada, un consuelo sin duda para los discípulos de Scott Brooks, que exigió de sus canasteros antes del juego de anoche que entraran al partido con mayor intensidad, porque -y lo expresó-, “siendo nosotros un equipo agresivo, de contacto físico, la mentalidad defensiva no ha estado donde debía estar y esto tenemos que cambiarlo”.
Precisamente, por estos inicios lentos que tuvo en casa, el Thunder iba a hallar problemas en Miami, al no contar con el bullicio de sus aficionados para atosigar al Heat y el resultado del primer cuarto lo prueba: Heat 26 Thunder 20.
Descontaron los Truenos en el segundo cuarto al ganarlo por 5 puntos (26-21) el tercero fue muy equilibrado (21-22) para Miami, hasta que los discípulos de Erik Spoelstra se desprendieron en el cuarto, manteniendo la efectividad en los tiros libres que fueron determinantes para el triunfo. Acertaron en 35 unidades de 39 posibles
El alero LeBron James con un doble-doble 29 puntos, incluidos 16 en la primera mitad, 14 rebotes y tres asistencias volvió a ser el líder del ataque de los Heat, que como sucedió en el segundo partido acertaron siempre con los puntos decisivos.
Las acciones de James permitieron a los Heat remontar una desventaja de 10 puntos que tuvieron en la segunda parte. Un ejemplo, un segundo tiro de personal a falta de 16 segundos (89-85) para concluir el partido.
Los Thunder no pudieron mantener el balón en la siguiente posesión al perderlo, y el escolta Dwyane Wade, desde la línea de personal, sentenció con otros dos puntos y parcial de 91-85, que luego sería definitivo.
Wade confirmó que ha superado la crisis de juego y mantuvo de nuevo la eficacia en el ataque al aportar 25 puntos, 14 en la segunda mitad, capturó siete rebotes y repartió siete asistencias.
El ala-pívot Chris Bosh los apoyó con su juego dentro de la pintura y bajo los aros al lograr un doble-doble de 10 puntos y 11 rebotes.
El alero Kevin Durant se mantuvo como líder encestador de los Thunder al conseguir 25 puntos, seis rebotes y dos tapones, pero esta vez no pudo ser decisivo en la segunda parte al anotar 12 tantos.
Mientras que el cuestionado base Russell Westbrook siguió sin ser decisivo para los Thunder y sus 19 puntos, cinco rebotes y cuatro asistencias no impidieron la derrota de su equipo.

Gaetano Pandolfo
[email protected] y EFE
Ver comentarios