Logo La República

Miércoles, 20 de octubre de 2021



BICENTENARIO COSTA RICA


Bicentenario

Bicentenario de Costa Rica: la Cultura como base del tejido social

Hacer Cultura es hacer Patria en este y todos los momentos

Inés Revuelta Sánchez inesrevuelta@gmail.com | Lunes 30 agosto, 2021

Bicentenario
Shutterstock/La República


En palabras de la socióloga Alba Carosio, “detrás de toda cultura está siempre el suelo en el que se habita, y este habitar implica el no ser indiferente con lo que allí ocurre”. Esta frase demuestra la ineludible responsabilidad y profundidad del compromiso social que debemos asumir con todo aquello que sucede en nuestra Costa Rica bicentenaria.

La Cultura es la base de la convivencia social, sostiene los arraigos de la Patria, cultiva los valores éticos y morales, permite la ejecución de cualquier política pública transformadora y es a la que recurrimos cuando en tiempos de crisis se debe apelar al ímpetu, valentía y convicción de sus habitantes.

Es cierto que la pandemia nos desnudó como sociedad y afectó a las personas que trabajan por la Cultura. La Cuenta Satélite de Cultura elaborada por el Banco Central de Costa Rica, registra 12 mil empleos directos identificados antes de la pandemia que sin duda han sido muy afectados; pero, además, las redes comunales de personas que trabajan de forma abnegada y ad honorem por mantener viva la Cultura en sus múltiples manifestaciones artísticas a lo largo y ancho de nuestro país, también se han visto impactadas.

Por eso, he promovido en varios escritos un Pacto Social por la Cultura en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) 2030 y, sobre todo, a la luz de la forma en como políticamente se ha utilizado la Cultura, dejándola al margen de las políticas sociales, económicas y de desarrollo. Se hace necesario incluir a todas las poblaciones, etnias y culturas representadas en nuestro país, lo cual conlleva reconocer e integrar su forma de organización, sostenibilidad económica, oportunidades de educación e impacto en la vida de las comunidades, regiones y de nuestro territorio en general.

Hacer Cultura es hacer Patria en este y todos los momentos; razón por la cual no puede quedar invisibilizada, menguada ni desprotegida en medio de una crisis económica y social. En particular, hay que examinar la participación de las mujeres en el quehacer cultural, como una garantía de equidad, de espacios libres de acoso, violencia y discriminación. Unido a lo anterior, debe considerarse de manera más integral, la inclusión de personas con discapacidad para que puedan apropiarse y transformar el espacio creativo de socialización, expresión, empleabilidad y mejora sustantiva en su calidad de vida. Además, la niñez y la juventud deben poder convivir diaria y abundantemente con la Cultura sosteniéndoles de una mano y la Educación de la otra; solo así evitaremos ser siervos menguados de cara al futuro.

La Cultura viva es aquella que transforma la vida de los pueblos, es la que no se abandona en momentos de crisis, es dónde se recurre siempre para recordarnos quiénes somos, de qué estamos hechos y qué somos capaces de construir; porque como me decía don Alberto Cañas, “los costarricenses hemos demostrado que sobre un barrial se puede construir una República y cuidado si no también una Cultura”.






© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.