Bernanke tendría plan B
Enviar
Bernanke tendría plan B
Sugiere la posibilidad de más estímulos para la economía de EE.UU.

El presidente de la Reserva Federal estadounidense, Ben Bernanke, mencionó ayer la posibilidad de otro estímulo monetario para la economía del país, si la situación lo requiere, y alertó de las graves consecuencias de una eventual suspensión de pagos.

En su informe semestral al Congreso sobre la política monetaria, que se inició con una audiencia ante el Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes, Bernanke dijo que el banco central estadounidense examina "varios medios no probados todavía" para estimular el crecimiento si se deterioran las condiciones económicas.
La economía de Estados Unidos creció entre enero y marzo a un ritmo anual del 1,9%, después de un ritmo de crecimiento del 3,1% en el último trimestre de 2010. El desempleo se mantiene por encima del 9% desde hace casi 40 semanas, el período más largo registrado, cuando han pasado dos años desde que terminó la recesión más profunda y prolongada en EE.UU. en casi ocho décadas.
En su intervención, Bernanke enumeró algunas de las opciones que el banco central está considerando para impulsar el crecimiento económico, si fuera necesario.
Una opción, según Bernanke, es que la entidad "proporcione una orientación más explicita" a su política monetaria que la repetida durante dos años, según la cual los tipos de interés seguirán siendo bajos "por un período extenso".
La Reserva Federal ha mantenido la tasa de interés de referencia por debajo del 0,25% desde diciembre de 2008.
Otra opción, señaló el responsable, sería otra tanda de adquisiciones de activos, o que la Reserva Federal "incremente el vencimiento promedio" de los títulos.
Finalmente, añadió, la Fed también podría reducir la tasa de interés de un cuarto de punto que paga a los bancos sobre sus reservas "lo cual añadiría presión para la baja de los tipos de interés a corto plazo en general".
Bernanke describió una reactivación económica en los últimos dos años que ha continuado a ritmo moderado, con alto desempleo, y recordó los medios que ha empleado la Reserva Federal para estimular el crecimiento de la economía, incluida la última tanda de compra de $600 mil millones en bonos del Tesoro que concluyó en junio.
El presidente de la Fed dijo a los legisladores que la Reserva Federal anticipa que la reactivación continuará a ritmo moderado, que el desempleo disminuirá "sólo gradualmente" y que la inflación se atenuará en los próximos meses.
Bernanke, quien procuró mantener la neutralidad en el debate ideológico, alertó de que "si la debilidad reciente de la economía persiste más que lo esperado, podrían resurgir los riesgos deflacionarios y eso requeriría más medidas de apoyo".
"La Reserva Federal está lista para responder si los desarrollos económicos indicaran que es apropiado un ajuste de la política monetaria", añadió.
El Congreso se halla enzarzado en un debate acerca de la necesidad de aumentar el endeudamiento nacional -cuyo límite de $14,3 billones se alcanzará el 2 de agosto-, para evitar la suspensión de pagos, y la de reducir el abultado déficit público, origen de la deuda y que este año llegará a $1,2 billones.
Bernanke insistió en la importancia de que el Congreso amplíe la capacidad de empréstito autorizada, pero se abstuvo de opinar sobre las varias propuestas de republicanos y demócratas para la disminución del déficit fiscal.
Afirmó que Estados Unidos seguirá pagando intereses sobre la deuda gubernamental, aunque el Congreso no llegue a un acuerdo que amplíe el empréstito autorizado antes del 2 de agosto.
"Hasta donde sea posible el Tesoro procurará mantener los pagos sobre el capital y los intereses de la deuda gubernamental, porque de no hacerlo se causará un enorme desorden en el sistema financiero, con impactos mayores en la economía global", advirtió Bernanke.
Las respuestas de Bernanke a las preguntas de los legisladores confirman, por primera vez, que las autoridades estadounidenses hacen planes para encarar la insolvencia si fracasaran las negociaciones para un aumento del empréstito.
Bernanke dijo que la mayor prioridad es asegurar que se pague, puntualmente, a los tenedores de bonos del Tesoro de Estados Unidos.
Quienes sufrirán, en cambio, serán quienes perciben beneficios sociales del Gobierno federal, incluidos los recipientes del Seguro Social, el programa Medicare de subsidios de gastos médicos, y los sueldos de los militares, señaló el funcionario.

Washington
EFE

Ver comentarios