Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Bernanke promete protección

| Sábado 16 febrero, 2008



Bernanke promete protección

Washington- El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben S. Bernanke, indicó que los estrategas de política monetaria están dispuestos a bajar más las tasas de interés mientras la economía continúa deteriorándose.
La Fed “actuará de manera puntual según sea necesario para sustentar el crecimiento y ofrecer protección adecuada contra riesgos bajistas”, dijo ayer Bernanke a la comisión bancaria del Senado en Washington. “Un empeoramiento considerable en las condiciones financieras o en la disponibilidad de crédito ciertamente ser
ía una señal de alerta de que necesitamos tomar más medidas”.
Los funcionarios de la Fed han bajado sus pronósticos de crecimiento económico después de que Estados Unidos perdió empleos en enero y el gasto del consumidor se vio amenazado por los menguantes precios de las viviendas y acciones y los crecientes costos de la energía, dijo Bernanke. Los operadores anticipan que el banco central bajará las tasas otro medio punto para el 28 de marzo, tras 2,25 puntos porcentuales de reducciones desde septiembre.
Bernanke se presentó en la audiencia junto con el secretario del Tesoro, Henry Paulson, y el presidente de la Comisión de Bolsa y Valores, Christopher Cox. Es la primera vez que los directores de los tres organismos testifican juntos sobre la economía ante el panel desde los atentados terroristas del 11 de septiembre del 2001.
El presidente de la Fed reconoció un creciente efecto de la volatilidad financiera sobre las familias y los consumidores, incluso después de que el banco central bajó las tasas de interés “marcadamente”.
“El encarecimiento y la escasez de créditos parecen seguir limitando el crecimiento económico”, dijo Bernanke. “Las perspectivas para la economía han empeorado en los últimos meses, y los riesgos bajistas al crecimiento han aumentado”.
Bernanke transmitió un menor sentido de urgencia que en sus declaraciones del mes pasado, que precedieron a la relajación de la política monetaria más veloz en veinte años. Ayer no incluyó una oración empleada en sus discursos del 10 y 17 de enero de que la Fed seguía dispuesta a tomar “acciones adicionales sustantivas”. El presidente también omitió comentarios de que los estrategas “deben mantenerse exce
pcionalmente alertas y flexibles” y actuar de manera “decisiva”.
“Está sentando las bases para aminorar el ritmo de ajustes, pero definitivamente no está por detenerse pronto”, dijo Mike Feroli, economista de JPMorgan Chase & Co. en Nueva York. La firma espera una reducción de un cuarto de punto en la tasa de referencia cuando los estrategas se reúnan el 18 de marzo.
Bernanke dijo que “en los meses por venir” los funcionarios de la Fed seguirán la inflación de cerca. En el año, el banco central necesitará “evaluar si la postura sobre política monetaria está calibrada adecuadamente” para alcanzar los objetivos de empleo total y estabilidad de precios, dijo.
“Es posible que el debilitamiento del mercado laboral, junto con factores como el encarecimiento de la energía, la caída en el precio de las acciones y los menguantes valores de las viviendas, “afecten el gasto de los consumidores a corto plazo”, dijo Bernanke.