Bernanke dice que consumo en EE.UU. se acelerará
Enviar
Bernanke dice que consumo en EE.UU. se acelerará

El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben S. Bernanke, dijo que los crecientes salarios probablemente atizarán el gasto doméstico en los próximos trimestres, aun cuando el aumento “lento” del empleo lastra la confianza del consumidor.
“Tenemos un camino considerable por recorrer para lograr una plena recuperación en nuestra economía”, dijo hoy Bernanke en un discurso ante legisladores estatales del sur del país en Charleston, estado de Carolina del Sur.
Aun así, “la creciente demanda de familias y negocios debe ayudar a sostener el crecimiento”, y el gasto del consumidor, que representa alrededor de 70% de la economía, “probablemente repunte en los trimestres venideros tras su reciente ritmo modesto”.

Los estrategas de la Fed empiezan a pensar en cómo impulsar la recuperación y reducir el desempleo después de un año de elaborar herramientas para eliminar un estímulo monetario sin precedente.
Un informe del 30 de julio mostró que la economía de Estados Unidos, que se está recuperando de la peor recesión desde la década de 1930, redujo su ritmo de crecimiento a una tasa anual de 2,4% en el segundo trimestre, menos de lo previsto, conforme la escasez de empleos socavaba el gasto del consumidor.
La economía “ahora se está expandiendo a un ritmo moderado”, dijo Bernanke a la Conferencia Legislativa Sureña, un grupo de legisladores de 15 estados, entre ellos Georgia, Texas y Virginia.
“Ciertamente, persisten notables restricciones para la economía”, entre ellas el mercado de la vivienda, los bienes raíces comerciales y el mercado laboral, dijo.
A lo anterior el titular agregó el hecho de que el gasto en obras de construcción en Estados Unidos, subió imprevistamente en el mes de junio debido a un aumento de los programas gubernamentales, lo cual compensó el descenso de los proyectos privados residenciales y comerciales.
El aumento de un 0,1% en los desembolsos sucedió a una caída corregida de un 1% en mayo que fue mayor de lo calculado anteriormente, según estadísticas difundidas por el Departamento de Comercio en Washington. El gasto de las agencias federales subió a una cantidad sin precedentes.
La construcción y ventas de viviendas están disminuyendo tras haber expirado un crédito fiscal federal que avivó la confianza de los constructores y elevó el número de obras nuevas al nivel más alto en más de un año en abril. Ahora la demanda dependerá del estado del mercado laboral y de las ejecuciones hipotecarias.
“El apoyo al gasto en obras mediante los hogares nuevos debe de continuar siendo modesto en los próximos meses”, escribió Maxwell Clarke, economista principal de Estados Unidos en IDEAglobal Inc. en Nueva York, en una nota a los clientes enviada antes de que saliera el informe. “La persistente dificultad para conseguir capital para proyectos inmobiliarios especulativos seguirá haciendo de lastre en las mediciones de obras en su conjunto”.

Washington

Ver comentarios