Berlusconi seguirá en política tras ser condenado
Silvio Berlusconi verá reducida su pena de cárcel de cuatro a un año, de acuerdo con la ley de indultos, y puede cumplir esta condena en domicilio o bajo tutela de los servicios sociales. AFP/La República
Enviar

Berlusconi seguirá en política tras ser condenado

El ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi fue condenado ayer en firme a 4 años de prisión por fraude fiscal por el Tribunal Supremo, que, sin embargo, aplazó su inhabilitación para el ejercicio de cargo público a la espera de que la Corte de Apelación de Milán calcule de nuevo el plazo.
Tras una maratoniana sesión de deliberación, del Supremo rechazó el recurso de la defensa de Berlusconi por el caso Mediaset, aunque dieron un respiro a su futuro más inmediato en la política, pues habrá que esperar a que otro tribunal establezca por cuánto tiempo deberá estar fuera de las instituciones.
Tras conocer la sentencia, Berlusconi expresó ayer su intención de no renunciar a la política y la esperanza de que la condena por fraude fiscal confirmada por el Tribunal Supremo haga que los ciudadanos abran sus ojos sobre el "sometimiento" que ejerce parte de los jueces sobre Italia.
Mediante un mensaje de vídeo, Berlusconi definió como un nuevo ejemplo de la "persecución" judicial contra él la condena a 4 años de prisión confirmada por el Supremo.
El ex primer ministro aseguró no rendirse y por eso insistió en la vuelta de su antiguo partido, Forza Italia, que se fusionó en 2009 en el actual Pueblo de la Libertad (PDL), un regreso en el que pretende que participen "los mejores jóvenes del mundo empresarial que se interesan por el destino de Italia".
La pauta para la sentencia dictada ayer la marcó en la primera audiencia del juicio el fiscal general del Supremo, Antonio Mura, quien pidió la confirmación de la condena, que llegó en primera y segunda instancia, respectivamente, en octubre de 2012 y mayo pasados, aunque con la revisión de la pena de inhabilitación.
Mura advirtió de que el máximo periodo de inhabilitación que recoge la ley italiana por este tipo de delitos es de 3 años y de que en su sentencia, el Tribunal de Apelación de Milán, no explicaba por qué amplió el plazo a los 5 años.
Por lo tanto, el Supremo acepta así la petición planteada por la Fiscalía, aunque no del todo, pues Mura instó a los jueces a que fueran ellos mismos quienes calcularan de nuevo la inhabilitación de acuerdo con la ley (de 1 a 3 años), algo que el alto tribunal considera que no entra en sus competencias.
Sea como fuere, el ex primer ministro y actual senador y para quien sus abogados pidieron la absolución plena, verá reducida su pena de cárcel de cuatro a un año, de acuerdo con la ley de indultos de 2006, y puede cumplir esta condena en arresto domiciliario o bajo tutela de los servicios sociales, puesto que supera los 70 años de edad.
Asimismo, una vez calculada la nueva inhabilitación, esta no entrará en vigor de forma automática, ya que para ser definitiva tiene que superar un nuevo trámite en el Senado, que deberá decidir si acepta la decisión de los magistrados, y, si no lo hace, ha de abrirse un proceso por conflicto de competencias ante el Tribunal Constitucional.
El caso juzga la compraventa de derechos de transmisión de películas estadounidenses por valor de 470 millones de euros por parte de Mediaset -el grupo audiovisual de Berlusconi- entre 1994 y 1999 con un supuesto aumento artificial del precio de los derechos para evadir dinero al fisco y desviarlo a cuentas en el extranjero.


Roma/EFE

 

Ver comentarios