Berlusconi no pedirá indulto
De nada servirán los consejos de sus abogados para que aceptara el servicio comunitario, Berlusconi no accederá al perdón de su pena mediante estos métodos. AFP/La República
Enviar

"No pediré tampoco los servicios sociales, ni los domiciliarios. Continuaré mi batalla con la cabeza alta"


Berlusconi no pedirá indulto

El ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi ha asegurado que no va a pedir el indulto al presidente de la República tras la sentencia en firme que lo ha condenado a cuatro años de cárcel y a una inhabilitación para un período que está estudiando el tribunal de casación.
"No se me pasa por la cabeza pedir la gracia. No lo haré yo, ni tampoco lo harán mis hijos, ni tampoco mis abogados", dijo Berlusconi a sus allegados, según informa hoy el diario "La Repubblica".
Tampoco hará nada respecto a la pena de cárcel, que quedaría en un año en virtud de la ley de indulto de 2006 del Gobierno de Romano Prodi -es decir, por tener más de 70 años de edad-, lo que le permitiría cumplir la pena con trabajos sociales.
"No pediré tampoco los servicios sociales, ni los domiciliarios. Continuaré mi batalla con la cabeza alta, aunque desde la cárcel, servirá. No ganarán", señaló Berlusconi.
De nada han servido los consejos de sus abogados para que acceda a los servicios sociales y así, según le explicaron, el ambiente en el Partido Demócrata (PD) se serenaría tras las críticas recibidas por sus dirigentes por gobernar con un líder del partido Pueblo de la Libertad (PDL), condenado por el Tribunal Supremo con sentencia en firme por fraude fiscal.
Si el ex primer ministro cumple los nueves meses de servicios sociales -dijeron los letrados-, la decisión de poner fin a su actividad de senador se alargaría en el tiempo, el Gobierno podría continuar en pie y la capacidad de maniobra de Berlusconi se ampliaría.
Sin embargo, según el diario, Berlusconi no cree ya en las promesas y está tan desilusionado, herido y amargado que ahora quiere ver lo que ocurre con todas las promesas que le han hecho.
Hace unos días, Giorgio Napolitano, jefe de Estado manifestó que no le había llegado ninguna petición de indulto y que si le llegase, la estudiaría, tras recibir a un grupo de fieles de Berlusconi que le pidieron su intervención ante la situación del dirigente y la crisis de Gobierno que se derivaría de proceder con la sentencia.
Por su parte, el PD y el líder socialdemócrata Enrico Letta, primer ministro de un Gobierno consolidado en una coalición parlamentaria entre centroizquierda (PD) y centroderecha (PDL), estudia qué hacer en caso de la pérdida del escaño de Berlusconi en el Senado, una decisión que está prácticamente en sus manos y que haría caer el Gobierno.
Y es que en cuanto a Berlusconi le sea retirado el cargo, los cinco ministro del PDL se levantarán y saldrán del hemiciclo, en un movimiento simbólico de retirada de ese partido del Gobierno formado a finales de abril, tras una ardua intervención del presidente de la República.

Roma/EFE

Ver comentarios