Enviar
Beneficios de la aireación en las orquídeas

Edgar Suárez B.
Biólogo

Las orquídeas, al igual que otras plantas verdes, requieren el aire para vivir.
El aire es una mezcla de gases, de los cuales el oxígeno y el dióxido de carbono son fundamentales para las plantas.
El oxígeno les sirve para degradar o catalizar los alimentos y obtener energía. El dióxido de carbono es materia prima para la fotosíntesis; mediante este proceso es capaz de elaborar sus materias orgánicas, de modo que no necesita sustancias adicionales para sobrevivir.
Toda orquídea es por tanto autótrofa, es decir, capaz de fabricar sus propios alimentos.
Las orquídeas requieren aire en movimiento, debemos colocarlas en lugares frescos donde circule el aire frecuentemente.
La ventilación es un factor de gran importancia pues distribuye adecuadamente el calor del aire y garantiza que la planta disponga de los gases mencionados en forma renovada.
Cumple además un papel fundamental en la prevención de enfermedades fungosas y bacterianas, pues facilita el secado continuo del cuerpo de la planta.
Las corrientes son también muy importantes en el nivel del sustrato, pues las raíces se benefician igualmente. Por esta razón recomendamos el uso de recipientes con agujeros laterales, así como el empleo de materiales grandes como las piedras que permitan la ventilación dentro del medio.
Las orquídeas que sembramos en troncos disponen de una mejor ventilación que las de los maceteros.


Curso práctico de orquídeas
Duración 5 semanas
Inicio del curso 17 y 20 de marzo de 2010
Horario Miércoles o sábados de 9 a.m. a 12 m.d.
Cupo 10 personas
Dirección Barrio Córdoba
Impartido por MSc. Edgar Suárez B., autor del libro “Cómo cultivar orquídeas en su casa”.
Tels. 2226-4015 y 8830-1521.
Correo: [email protected]


Ver comentarios