Enviar
Decreto que permitiría a estos autos eximirse del pago de peajes, restricción vehicular e impuestos no se ha aprobado
Beneficios a vehículos amigables con el ambiente están frenados
Hacienda postergó estímulos debido a la crisis económica

La entrada en vigencia de los beneficios a los conductores de vehículos de tecnologías limpias se encuentra estancada.
Se trata de los incentivos planteados en el proyecto de decreto “biocombustibles y vehículos de tecnología limpia”.
Entre las principales ventajas que ofrece se encuentran el no tener que pagar peajes ni respetar la restricción vehicular, para esto los carros tendrían una placa especial que los identificaría como amigables con el ambiente.
En cuanto a impuestos, se proponía la exoneración completa sobre las baterías eléctricas, así como del selectivo de consumo de todos los vehículos verdes.
Actualmente se exonera un 15% de este último impuesto a los autos que tienen no más de 2 mil centímetros cúbicos, pero con el decreto se pretende que sean todos, sin importar si son camiones, buses o motocicletas.
Sin embargo, el decreto no ha pasado de buenas intenciones, desde que fue anunciado por las autoridades del gobierno el año pasado.
La traba está en que el “Ministerio de Hacienda no vio oportuno trabajar medidas de reducción de impuestos en un momento en que la recesión económica afectó la recaudación fiscal en el país”, comunicó Julio Matamoros, viceministro de Energía, impulsor del decreto.
Se intentó conocer la posición del Ministerio de Hacienda al respecto, sin embargo no fue posible obtener una respuesta luego de dos correos electrónicos enviados y varias llamadas telefónicas realizadas desde hace una semana.
Aunque en un principio se pretendió eliminarles los impuestos de ventas y del valor aduanero a todos los autos limpios, esos beneficios habían sido eliminados del último borrado
r del decreto.
De haberse mantenido el texto original, el costo del automóvil eléctrico REVA, que actualmente entra al país con un impuesto de alrededor de un 18%, disminuiría en $2 mil.
Otro ejemplo podría ser el del vehículo híbrido Toyota Prius, que en total paga un 34,85% de impuestos y cuesta $41 mil. En Purdy Motor, distribuidor de la marca, prefirieron reservarse el monto en que se rebajaría este auto de darse la exoneración total de impuesto, por política de comunicación.
De manera comparativa un vehículo tradicional (no amigable con el ambiente) paga aproximadamente un 59% de impuesto, según Liliana Aguilar, directora ejecutiva de la Asociación Importadora de Vehículos y Maquinaria.
Pasando al tema de otro tipo de impuestos, como el de ventas, actualmente el Viceministerio de Energía trabaja en un proyecto de ley, es decir debe ser aprobado por la Asamblea Legislativa.
Desde hace más de cuatro años las autoridades buscan el aumento de la importación de vehículos limpios, como política para disminuir la emisión de dióxido de carbono en su afán de llegar a ser para 2021 la primera nación carbono neutral.

Vanessa Chaves
[email protected]


Ver comentarios