Enviar
Beneficio de FEMSA crece un 550%

Fomento Económico Mexicano (FEMSA), el mayor embotellador de bebidas de Latinoamérica, reportó ayer un beneficio neto de $2.645 millones en el primer semestre de 2010, lo que supuso un crecimiento de 550,1% frente al mismo periodo de 2009.
El beneficio neto del primer semestre de 2009 de FEMSA fue de $407,5 millones.
La compañía destacó en su último reporte de resultados que la subida en el beneficio neto durante los seis primeros meses del año se debió al crecimiento en la utilidad de operación y a un menor resultado integral de financiación durante el periodo.
Además, influyó el hecho de que la compañía mexicana incorporó en sus resultados por primera vez la participación del 20% que posee en la cervecera Heineken.
FEMSA posee el segundo embotellador de productos Coca Cola en el mundo (Coca-Cola Femsa), la segunda cervecera de México (Femsa Cerveza), que el año pasado acordó fusionar por $7.347 millones con la holandesa Heineken.
Además, la mayor cadena de tiendas de conveniencia (abiertas 24 horas o con horario libre) de América Latina (Oxxo).
En tanto, el beneficio antes de impuestos, depreciación e intereses (EBITDA) creció un 8,5% en el periodo y alcanzó los $988 millones.
El presidente del consejo y director general de FEMSA, José Antonio Fernández, señaló que “los datos macroeconómicos parecen indicar que lo peor de la crisis económica ha pasado en México, el consumidor muestra solamente de forma gradual un comportamiento más positivo”, en ese país.
En cambio, Fernández indicó que la división Mercosur de Coca-Cola Femsa “logró un volumen sobresaliente”.
FEMSA, que emplea a más de 122 mil personas, invirtió entre enero y junio en activo fijo $333,3 millones, lo que significó un aumento del 42,9%.
Las inversiones se destinaron principalmente a “manufactura en Coca-Cola FEMSA” y a la “expansión” de tiendas Oxxo, de las que FEMSA posee 7.831 en México, destacó la firma.
La empresa, con sede en la norteña ciudad de Monterrey, destacó que sus ingresos totales alcanzaron los $6.350 millones en el primer semestre del año, un incremento del 9,3% frente a idéntico lapso del año previo.
La deuda a corto plazo cerró el periodo en $220 millones, mientras que la de largo plazo lo hizo en $1.616 millones.
Ello se tradujo en que la deuda neta se situara en los $38,4 millones.
La compañía había dicho que una vez cerrara la transacción con Heineken su deuda neta sería cercana a cero.

México
EFE

Ver comentarios