Enviar

CINE

Ben Stiller reivindica el uso del celuloide en cine

201311202331420.m6.jpg
En su nueva película “The Secret Life of Walter Mitty”, Ben Stiller trabajó como actor y director. Internet/La República
El actor estadounidense Ben Stiller lamentó la tendencia a la digitalización en el cine y reivindicó el uso del celuloide en la industria.
“Es triste que ya no hay nada físico, que lo real se está acabando”, afirmó Stiller en una rueda de prensa, donde llegó para promocionar su más reciente cinta, “The Secret Life of Walter Mitty”, que él mismo dirige y protagoniza.
El actor dijo que la acelerada revolución de los medios digitales está cambiando el estilo de vida de las personas, incluyendo al cine, donde se vive “un mundo más despersonalizado y electrónico”.
“Para mí es una tristeza que todas las grandes cosas que se están haciendo ahora es en términos de accesibilidad y categorización en un mundo digital”, declaró el artista.
Lamentó que la digitalización haya reemplazado a las películas de celuloide en 35 milímetros y se pronunció por regresar a ellas, como ha hecho él con “The Secret Life of Walter Mitty”.
“Para mí era importante hacer la película con celuloide porque creo que es triste que esté desapareciendo”, confesó Stiller, y añadió que además la historia lo “permitía” por tratarse de una historia “que tiene un toque humano”.
“Era importante que se hiciera así”, insistió.
No se atrevió a definir esta cinta, aunque tiene claro que “comedia no es” y “tiene un poco de muchos géneros”. “Lo único que sí sé es que mi actuación es distinta a lo que han visto de mí”, añadió.
La película cuenta la historia del joven Walter Mitty, editor en una conocida revista, con días monótonos y aburridos hasta que su “gran imaginación que posee se traslada continuamente a mundos divertidos y alejados de la realidad mundana”.
Un día, agregó, sus sueños fantasiosos se convierten en realidad y el editor pasa a encarnar a un súper héroe a quien le encargan la misión de recuperar las joyas de la Corona neerlandesa.
Luego de su exitoso debut en la dirección con filmes como “Reality bites”, “The cable guy” y “Zoolander” y de haber recibido buenas críticas por dirigir también “Tropic Thunder”, el cineasta, de 47 años, aseguró sentirse realizado en lo personal y profesional.

México/EFE
 

Ver comentarios