Bebé real dispara ventas
Terry Hutt es un seguidor de la familia real que ha acampado durante diez días en las afueras del hospital londinense de St.Mary.
Enviar

REALEZA

Bebé real dispara ventas

La duquesa de Cambridge elige cochecito alto para su bebé y Bugaboo podría tener auge de ventas

201307192214160.m11.jpg
Mientras el mundo espera la noticia del nacimiento del bebé del duque y de la duquesa de Cambridge, todos los ojos se posan en la fabricante de carritos para bebé Bugaboo, que tiene su sede en Ámsterdam.
Cuando la pareja real salga a pasear con su primer hijo, que puede llegar en cualquier momento, el cochecito alto inglés de cuatro ruedas que elijan será un apoyo tácito que disparará una fiebre publicitaria que el dinero no puede pagar. Y los informes de la prensa británica señalan que la duquesa, anteriormente Kate Middleton, ya compró un Bugaboo.
“No hay nada más grande para una marca que recibir el apoyo real”, dijo Richard Cope, director de tendencias de la consultora londinense de mercado, Mintel.
La cadena de supermercados Asda, de Wal-mart Stores Inc., informó un 57% de aumento en las ventas de moisés de paja después de que se retratara a la duquesa con uno de la boutique lujosa. Para Chris Hirst, máximo responsable ejecutivo de la agencia de publicidad Grey London, así y todo, es probable que el más grande beneficiario del nacimiento real sea el fabricante de cochecitos altos ingleses o de carritos bajos para bebé.
Si elige un Bugaboo, la casa real podría molestar a los tradicionalistas que quieren que ella compre productos ingleses, advierte Graham Hales, máximo responsable ejecutivo de Interbrand London.
201307192214160.m1111.jpg
“La familia real entiende su función en la representación de Gran Bretaña, en especial, en el marco de una economía tan desafiante”, dijo Hales. “Las empresas británicas buscan respaldo”.
MacLaren, que es una sociedad de capital cerrado del Reino Unido que fabrica cochecitos altos desde hace casi medio siglo, precisa impulsar su imagen. Hace cuatro años, la empresa retiró los carritos de Estados Unidos, tras los informes de que hubo cortes en las yemas de los dedos de, al menos, 12 chiquitos en el curso del decenio anterior. A fin de captar algo del resplandor que trae consigo el inminente nacimiento, MacLaren ofrece un conjunto de productos por $360, el Royal Baby Techno XT Style Set, que es un carrito bajo retocado con símbolos ingleses, como la Union Jack, que es la bandera del Reino Unido.
Las elecciones de la duquesa ya impulsaron a varias empresas. Cuando usó un vestido Reiss para la reunión con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en 2011, el sitio web de la minorista colapsó dos horas y media, a causa de la elevadísima demanda. En Estados Unidos, el vestido se agotó antes de que los negocios abrieran, ya que los clientes lo compraron por teléfono. Ese ejercicio fiscal, las ventas de Reiss subieron un 5,2% a 100 millones de libras esterlinas.

Bloomberg

Ver comentarios