Enviar

BCIE presta dinero al país para hidroeléctrica

201305230845191.prestamo-bcie.jpg
Un crédito de $225 millones para la construcción de la planta hidroeléctrica Reventazón fue el acuerdo firmado entre el ICE y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

La planta hidroeléctrica Reventazón, que tendrá una capacidad de generación de 305,5 Megavatios, se construye desde hace unos años en Siquirres, tiene un avance del 62% y las autoridades prevén que entrará en operación en el año 2016.

Ese proyecto incluye la construcción de una represa de 130 metros de altura, el llenado de un embalse de 6,9 kilómetros cuadrados y un desvío del cauce del río Reventazón, de 4,2 kilómetros, entre la represa y la planta generadora.

Los $225 millones prestados por el BCIE permitirán financiar la adquisición de las turbinas y generadores de la casa de máquinas principal y una "minicentral ecológica".

El año pasado el Banco Interamericano de Desarrollo otorgó al ICE dos créditos para este proyecto: uno por $98 millones y otro por $200 millones.

La construcción de la planta hidroeléctrica representa una inversión de $1.450 millones, en la que además del BID y el BCIE, participan recursos del ICE, el Banco Europeo de Inversiones, la Corporación Financiera Internacional del Banco Mundial, inversionistas institucionales y bancos locales.

Reventazón forma parte de las acciones del ICE, el principal operador eléctrico del país, para buscar que en los próximos años la totalidad de la energía que consume Costa Rica provenga de fuentes limpias.

El otro gran proyecto del ICE es la planta hidroeléctrica "El Diquís", que se planea construir en territorios indígenas del sur del país y que será la más grande de Centroamérica con una producción de 630 megavatios.

Sin embargo, al proyecto se oponen los pueblos indígenas de la zona a los cuales el Gobierno deberá efectuar una consulta popular, proceso que está siendo seguido de cerca por James Anaya, relator especial de la ONU sobre Derechos de los Pueblos Indígenas.

La capacidad instalada de generación eléctrica de Costa Rica en 2011 fue de 2.650 MW, el 77% proveniente de fuentes renovables y 23% de fuentes térmicas, lo cual cubrió la demanda, que rondó los 1.545 MW.

En lo que va del 2013 la generación con combustibles ha alcanzado el 30% del total debido a que las lluvias en las zonas de los embalses no han sido las esperadas.


Ver comentarios