Enviar
ICE valora realizar concurso abreviado para comprar nueva tecnología
BCIE quedará fuera de contrato para 3-G

• Alfredo Ortuño, presidente del Banco, estima que giro de la entidad atrasará aún más el proyecto
• Plan comprende la compra de 1,5 millones de líneas, por $225 millones

Danny Canales
[email protected]

La compra de la red de telefonía de Tercera Generación (3-G) se haría mediante un mecanismo abreviado que impulsaría el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).
Así lo anunciaron ayer voceros de la entidad, luego de que los directivos del ICE descartaran el martes por la noche contratar la nueva tecnología al Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).
Originalmente se planteó que el Banco contrataría a la empresa que aportaría el equipo, financiaría el proyecto y se lo arrendaría —con derecho de compra— al ICE por un tiempo determinado.
Con la nueva decisión, será el Instituto el que realizará la licitación para escoger a la empresa que proveerá y el que se encargará de instalar la red y darle mantenimiento.
LA REPUBLICA adelantó en la edición de ayer sobre la intención del ICE de desistir del contrato suscrito con el banco regional.
Dicho contrato había sido objetado por la Contraloría General de la República la semana anterior.
Fue en respuesta a ese traspié que enfrentó el contrato entre el ICE y el Banco, que los directores del Instituto resolvieron optar por otra vía de compra de la nueva red celular, pues consideran que cumplir con las consideraciones planteadas por el ente contralor demandará mucho tiempo.
Ahora la expectativa del ICE es que la Contraloría le permita realizar la compra mediante un proceso de licitación más ágil, con el desafío de iniciar la venta de las nuevas líneas celulares en el primer trimestre del próximo año.
La prisa en la compra de nuevo equipo celular radica en la escasez de soluciones móviles que enfrenta el país, debido a la demora del ICE en la compra de una plataforma adicional.
“Estamos deseosos de publicar la licitación lo más pronto posible por la necesidad que tiene el país de líneas celulares; si es posible la licitación se sacaría el mes entrante”, comentó Mario Hidalgo, directivo del ICE.
No obstante, Alfredo Ortuño, director del BCIE por Costa Rica, estimó que la nueva vía que considera el ICE podría demorar aún más la compra de la nueva tecnología.
A pesar de que el ICE considera no disponer de los servicios del Banco para adquirir la nueva plataforma, el BCIE mantiene el interés en financiar el proyecto, comentó Ortuño.
El representante del banco dijo que estarían incluso dispuestos a seguir con el proyecto en caso de que el Instituto reconsidere, y decida contratar la red mediante sus servicios.
En un comunicado difundido ayer por el ICE se informa que la decisión de buscar otra alternativa de contratación para comprar la red celular ya le fue comunicada a la Contraloría General de la República.
El proyecto comprende la compra de 1,5 millones de líneas celulares. La 3G es una tecnología que por su mayor capacidad ofrece mayores servicios y velocidades.
La compra de los equipos e instalación de la nueva plataforma móvil fue estimada en $225 millones. Los recursos para la red celular ya habían sido aprobados por el BCIE.
Ver comentarios