BBVA quiere crecer en Latinoamérica
Enviar
BBVA quiere crecer en Latinoamérica

Nueva York
EFE

El Grupo BBVA quiere seguir creciendo en Latinoamérica, concretamente en Colombia, Chile y Perú, donde está dispuesto a aprovechar cualquier oportunidad de compra que surja, al tiempo que admite que Brasil es su asignatura pendiente.
Así lo explicó en un encuentro con periodistas el director general del Grupo en América del Sur, Vicente Rodero, que aseguró que, “si surgieran oportunidades en Brasil, obviamente las miraríamos, pero ahora mismo no hay ninguna”.

El Grupo BBVA vendió en marzo de 2008 su participación del 5,01% en la entidad brasileña Bradesco, donde estaba presente desde 2003, y obtuvo unas plusvalías de 740 millones de euros.
Según explicó Rodero, América Latina será una de las regiones del mundo que se verá menos afectada por la actual crisis, aunque su actividad productiva se estancará en 2009, pero sin llegar a la recesión, y, en cualquier caso, la economía recuperará la senda del crecimiento en 2010.
“Por primera vez hablamos de una crisis en la que Latinoamérica no tiene nada que ver”, dijo Rodero, que, sin embargo, advirtió de que la región tiene carencias estructurales, como la pobreza, las desigualdades y el bajo nivel educativo en términos generales, que en épocas de crisis pueden poner en peligro el desarrollo futuro de la región.
Pero, de momento, la situación de Latinoamérica es buena, porque acumula reservas y tiene unas cuentas corrientes y fiscales más sólidas que en etapas anteriores, lo que hace que necesite menos financiación externa, razones que harán que los distintos gobiernos de la región puedan gestionar la situación con mayor tranquilidad.
Francisco González, presidente del BBVA, dijo que la banca latinoamericana está pasando esta crisis mejor que la de otras regiones del mundo y se mostró convencido de que el sector “va a aguantar bien”, tanto este año como el que viene.
Por países, González pronosticó que Chile tendrá un comportamiento diferencial, ya que no ha entrado en recesión y, si entra, será con retraso, y explicó que el grupo quiere ampliar su presencia en el país, aunque aún no ha encontrado una oportunidad.
Sobre su franquicia mexicana, BBVA Bancomer, González consideró que “es un banco soberbio” y explicó que tienen intención de abrir más oficinas, pero ahora la prioridad es el control de los costes y el aumento de la eficiencia.
La evolución futura de Bancomer dependerá de cómo se comporte la economía mexicana, dijo González, que aseguró que el BBVA quiere repetir en Estados Unidos el éxito obtenido en México.
Según explicó el economista jefe para Latinoamérica, Jorge Sicilia, México no tiene problemas macro porque tiene reservas e inversión extranjera, y el endeudamiento del sector privado -familias y empresas- es muy reducido, así como la dependencia de los fondos externos.
Sobre Venezuela, González aseguró que el BBVA no tiene la más mínima intención de abandonar el país, y dijo que “somos muy tozudos y vamos a seguir aquí”, y además, “creemos en el Banco Provincial -en el que tienen el 60%- y en la población venezolana”.
Por su parte, Rodero explicó que el BBVA no tiene temor alguno a que el Gobierno venezolano decida nacionalizar el Banco Provincial, como ocurre con la franquicia del Santander, porque las autoridades venezolanas y el Grupo BBVA están muy satisfechos de estar allí, a diferencia del Santander, que ya había expresado su intención de salir del país.
En Argentina, donde tienen el Banco Francés, para el BBVA ahora mismo la prioridad es consolidar, ya que están contentos con su posición, que en los últimos años han logrado mantener entre los dos o tres primeros bancos del país.
Colombia es otro de los países latinoamericanos en los que el BBVA está dispuesto a comprar alguna entidad, aunque de momento no ha habido ocasión, explicó González, que dijo que se trata de “un gran país, que está luchando con decisión contra el narcotráfico y el terrorismo”.
En definitiva, el grupo considera que Latinoamérica tiene buenas perspectivas pese a la crisis por la solidez y la fortaleza de las economías del área, donde el BBVA está muy bien posicionado -ganó 1.162 millones de euros en 2008, un 40% más-, lo que le permitirá seguir consolidando su franquicia bancaria y de pensiones.

Ver comentarios