Enviar
Bayern rumbo al Bernabéu
Los alemanes golearon al Lyon y tendrán de rival en la final de la Liga de Campeones al ganador de la serie entre Barcelona e Inter

Nueve años después, el Bayern de Múnich volverá a disputar una final de la Liga de Campeones tras arrollar ayer 3-0 a un voluntarioso pero ineficaz Olympique de Lyon.
Ivica Olic firmó los tres goles con los que el equipo alemán estará en la final del torneo el 22 de mayo en el estadio Santiago Bernabéu y con los que prolongó la maldición francesa, de no sobrevivir en una semifinal europea ante una escuadra teutona.
Salió el Olympique con ganas de guerra, a retar de cara al coloso alemán. El ambiente invitaba, con las gradas volcadas con el equipo como nunca. Claude Puel introdujo un triplete ofensivo con Lisandro en punta acompañado por dos flechas, Bastos y Govou.
Pero toda la osadía ofensiva quedó ahí. El técnico lionés, llenó el centro del campo de músculo con Gonalons, Makoun y Delgado, para frenar las contras bávaras.
Van Gaal no se quedó atrás y para frenar la salida en tromba de la escuadra francesa sorprendió con el turco Altintop y colocó a Muller en la medular.
Los ataques a trompicones lioneses eran respondidos por veloces contras y cuando se tiene a un malabarista como Robben delante todo es más fácil.
Así el primer tanto llegó en el minuto 26. Muller se adentró en el área y logró conectar con Olic. El croata controló bien y asestó una puñalada mortal al conjunto lionés. Lloris nada pudo hacer ante el disparo a bocajarro.
Tras el descanso, el ataque lionés no mejoró. Los nervios seguían a flor de piel y uno que los perdió definitivamente sin duda fue Cris. El defensa brasileño cortó una jugada al límite de la tarjeta. El árbitro se la sacó y su reacción fue tan airada que se ganó la segunda.
Ahí acabó el partido para el Olympique de Lyon y su brillante campaña europea.
Marcar tres goles al Bayern en inferioridad numérica era ya una misión imposible.
El conjunto alemán además no tardó en aprovecharse de su maltrecho rival, y le puso la puntilla. Olic se encargó de rubricar el festival alemán con un triplete, hizo el segundo tanto en el minuto 67, al recibir un pase de Altintop en la espalda de la defensa y selló la cuenta al cabecear un centro perfecto para el 3-0, definitivo en el 78’.

Lyon /EFE
Ver comentarios