Enviar
Baterías controversiales

Crece controversia sobre baterías de litio —habituales en aparatos pequeños porque pesan poco y crean mucha energía— por incendios espontáneos

San Francisco
EFE

Las baterías de litio son habituales en aparatos electrónicos pequeños porque pesan poco y crean mucha energía, pero incidentes en los que dos iPod ardieron espontáneamente, generan dudas sobre esta tecnología.
El accidente tuvo lugar en una ciudad al suroeste de Tokio el pasado enero, pero no trascendió a los medios de comunicación hasta ahora.
En aquella oportunidad un iPod Nano de 2GB aparentemente prendió en llamas mientras su usuario lo recargaba, aunque el dueño no resultó herido.
“La batería se recalentó mientras estaba recargándose y emitió chispas”, dijo el ministerio japonés de Industria, que está investigando el incidente.
Se trata del segundo incendio similar en solo unos meses ya que el pasado octubre un ciudadano de Georgia, en Estados Unidos, denunció que su iPod Nano empezó a arder mientras la llevaba en el bolsillo.
La Comisión de Seguridad de Productos de Consumo de Estados Unidos (CPSC) expresó su preocupación por estos incidentes y afirmó que tomará medidas para que los fabricantes retiren sus productos si no pueden asegurar que las baterías no suponen riesgos.
“Estas baterías tienen un alto contenido de energía y hay que usarlas con cuidado”, dijo a Efe Arlene Flecha, portavoz de la CPSC.
“No es una situación alarmante si se tiene en cuenta la cantidad de aparatos que funcionan con estas baterías, pero la gente tiene que ser consciente de que puede haber problemas si el manejo es inadecuado”, añadió.
Apple, fabricante del popular iPod, no ha realizado declaraciones al respecto.
Se calcula que en Japón se han vendido unos 400 mil reproductores del mismo modelo.
Los expertos creen que el problema podría deberse a pequeñas partículas de polvo producto del proceso de fabricación que provocan que las baterías se recalienten en determinadas circunstancias.
En los últimos dos años, más de 10 millones de baterías para ordenadores portátiles han sido retiradas del mercado por sus posibles riesgos para los usuarios, incluyendo algunas de fabricantes como Dell, Apple, Toshiba o Sony.
En Corea, LG Electronics anunció el pasado mes que dejó de producir uno de sus portátiles más populares tras registrarse dos incendios posiblemente relacionados con las baterías.
El pasado agosto, Nokia retiró 46 millones de baterías para sus teléfonos móviles fabricadas por Matsuhita porque se recalentaban peligrosamente después de ser cargadas un par de cientos de veces.
Recomienda, por ejemplo, que se compren siempre baterías compatibles con el aparato y se sigan escrupulosamente las instrucciones sobre cuánto tiempo recargar.
Estas baterías tampoco deberían dejarse mucho tiempo en coche ni ponerlas en contacto con objetos de metal.
La CPSC alertó el pasado febrero sobre el peligro de los helicópteros y aviones a control remoto impulsados con baterías de litio, pues se habían registrado varios incendios mientras los juguetes eran recargados e, incluso, cuando estaban en el aire.
Las autoridades del estado de California decidieron, incluso, retirar unos 30 mil de estos aparatos de las tiendas.
Ver comentarios