Batalla por reforma fiscal iniciará en el Plenario
“Liberación Nacional luchará por incorporar una moción para quitar los privilegios que inflan los salarios a los médicos y también por modificar los beneficios a las zonas francas”, aseguró Yorleny León, diputada de Liberación Nacional. Esteban Monge/La República
Enviar

La reforma fiscal pasará en los próximos días a discutirse en el Plenario, luego de terminar su dictamen por la comisión el pasado lunes por la noche.

Una serie de cambios respecto al anterior texto es lo que se discutirá en las próximas semanas.

El cambio del impuesto de ventas por uno de valor agregado (IVA) con varias exenciones, ajustes en la contención de gasto respecto al empleo público, cambios en tramos del impuesto de la renta y poner un tope para otorgar nuevos tributos sin tener una fuente de financiamiento (regla fiscal) están entre los principales que se han de discutir.

Durante seis sesiones y con un máximo de cinco minutos para defenderlas, los diputados podrán reiterar aquellas mociones en las que no están de acuerdo o quieren hacer modificaciones.

En las fracciones se abren frentes de batalla, Liberación Nacional luchará por incorporar una moción para quitar los privilegios que inflan los salarios a los médicos, iniciativa que es respaldada por la Unidad Social Cristiana.

También por modificar los beneficios que gozan las empresas de zonas francas para que paguen impuestos, así lo explicó Yorleny León, diputada de Liberación Nacional.

Restauración Nacional insistirá en dejar exenta la canasta básica y que toda su cadena de producción tenga trazabilidad.

Así también buscarán que los medicamentos paguen cero, pues actualmente tiene una tarifa del 2%.

“No vamos a reiterar muchas mociones, si esas peticiones se cambian estamos decididos a apoyar el proyecto de ley, pero estoy seguro que la discusión será difícil, porque en el Plenario la presión es diferente, sobre todo, por las barras del público y porque hay algunos diputados que no soportan la presión en Facebook”, destacó Eduardo Cruickshank, legislador de Restauración Nacional.

La fracción oficialista está optimista en que se alcanzarán acuerdos intermedios y que la reforma cuenta con los suficientes votos para ser aprobada.

“Todas las fracciones están convencidas de que este acuerdo hay que aprobarlo porque las repercusiones para la economía de que no exista un plan fiscal serían desastrosas”, aseguró Welmer Ramos, presidente de la Comisión.

Los partidos que le han declarado la guerra al nuevo plan de impuestos son: Restauración Nacional, Frente Amplio, Integración Nacional y Republicano Social Cristiano.

Pero, hay bastante probabilidad de que sea aprobado porque existe un acuerdo entre el Partido Acción Ciudadana, Liberación Nacional y el PUSC, condicionándolo a una reducción del gasto público.

Como por ejemplo, no crear nuevos puestos, evitar crear nuevos pluses e incentivos salariales, eliminar una prórroga automática de las convenciones colectivas y fijar anualidades por un monto fijo, entre otras cosas.


Así quedó la reforma fiscal

Los diputados incorporaron una serie de cambios durante la discusión en comisión al proyecto original.


IVA

Servicios profesionales 13

Alquileres residenciales superiores a ¢650 mil 13

Energía eléctrica residencial superior a 280 kWh 13

Boletos aéreos 4

Servicios privados de salud 4

Medicamentos 2

Primas de seguros personales 2

Canasta básica 1

Bienes agropecuarios 1

Educación privada 0


Impuesto de renta

-Tarifa escalonada para las micro, pequeñas y medianas empresas

-Deducción de las pérdidas para todos los contribuyentes

-Tramos cuya tarifa superior será del 25%


Empleo público

-Rebaja a la mitad de la dedicación exclusiva

-Cesantía a ocho años

-Anualidad al 1,94%

-Tope a los salarios de lujo del sector público

-Tope a las dietas de las juntas directivas

-Porcentaje de dedicación exclusiva será entre un 10% y un 25%, no del 50%.


Fuente: Asamblea Legislativa






Ver comentarios