Enviar
Obama percibió $66 millones el mes pasado, la mayor cantidad lograda en la historia electoral estadounidense

Batalla por Casa Blanca se “calienta” con recaudaciones récord

• Pese a la subida en las encuestas, McCain enfrenta una sere de cuestionamientos enfocados principalmente en torno a su candidata a la vicepresidencia, Sarah Palin, gobernadora de Alaska

Washington
EFE
La batalla por la Casa Blanca entre Barack Obama y John McCain se “calentó” con el anuncio del candidato demócrata de una recaudación de fondos récord en agosto y reproches mutuos entre las campañas de ambos.
Según anunció el portavoz de Obama, Bill Burton, el candidato demócrata recaudó $66 millones el mes pasado, la mayor cantidad lograda en la historia electoral estadounidense y que bate el récord marcado por el propio aspirante en febrero de este año, cuando alcanzó los $55 millones.
Además, el aspirante a ser el primer presidente negro de Estados Unidos captó 550.000 nuevos donantes para su campaña, detalló Burton.
El anuncio representa una buena noticia para Obama, que ha retrocedido en las encuestas desde la Convención Republicana clausurada hace dos semanas.
Pero su efecto queda neutralizado si se tiene en cuenta que McCain, que tampoco tuvo un mal agosto desde el punto de vista financiero (recaudó $47 millones, su récord personal), está respaldado por el Comité Nacional Republicano.
Esa entidad tiene más dinero en el banco para apoyar su campaña que el Comité Nacional Demócrata para poner a disposición de Obama.
El candidato republicano, alentado por su subida en las encuestas, tenía previsto participar en un acto electoral en Nuevo Hampshire, mientras su rival descansa en Chicago.
Sus campañas, sin embargo, no descansaron e intercambiaron un aluvión de reproches acerca de la veracidad de una serie de afirmaciones republicanas en los últimos días, la mayor parte de ellas en torno a su candidata a la vicepresidencia, Sarah Palin, gobernadora de Alaska.
En el programa “Late Edition” de la cadena CNN, el gobernador de Nuevo México, el demócrata Bill Richardson, afirmó que Palin “es una gobernadora y eso le da una buena experiencia ejecutiva. Es telegénica, es inteligente. Pero también hay un montón de distorsiones de su historial que están empezando a salir a la luz”.
Richardson, un ex rival de Obama en las primarias demócratas que se ha convertido en un apoyo entusiasta, hizo referencia en concreto a las afirmaciones de la campaña republicana relativas a que Palin visitó Irak el año pasado, cuando en realidad no llegó a cruzar la frontera de Kuwait.
La representante por Florida Debbie Wasserman Schultz, por su parte, acusó a Palin de “no saber nada y no estar preparada para ser vicepresidente” en el programa de la cadena CBS “Face the Nation”.
La senadora republicana por Texas Kay Bailey Hutchinson, en ese mismo programa, defendió a la candidata a la vicepresidencia y subrayó que los dos últimos presidentes del país han sido gobernadores sin experiencia internacional previa.
”Ha sacudido Alaska y tiene unos instintos sobre la reforma y la ética que son muy sólidos”, subrayó Hutchinson.
La ex directora general de Hewlett Packard y presidenta de la campaña de McCain, Carly Fiorina, consideró en “This Week”, de la cadena ABC, que las denuncias demócratas se deben al “pánico cerril” que sufren por su descenso en las encuestas.
Los reproches mutuos se produjeron mientras el periódico The New York Times publicaba nuevas alegaciones sobre Palin, en las que la acusa de amiguismo en la concesión de empleos públicos.
El diario cita la concesión del puesto de director de Agricultura de Alaska, un empleo con un sueldo de $95 mil, a su amiga de la escuela Franci Havemeister.
Según el periódico, Havemeister es una de al menos cinco compañeros de escuela a los que Palin contrató con sueldos por encima de sus equivalentes en el sector privado.
Las últimas encuestas indican un empate o una ligera ventaja para McCain en las preferencias del electorado.
Según el índice diario de la empresa Rasmussen, McCain se encuentra tres puntos por delante de Obama, con un 50 % frente a un 47 %.
La revista Newsweek da un empate entre ambos candidatos con el 46 %.
Obama registra, sin embargo, un aumento de su ventaja en Iowa, que en 2004 apoyó al presidente George W. Bush y donde, según el sondeo del diario Des Moines Register, el candidato demócrata tiene una distancia de doce puntos con respecto a su rival, el 52 % frente al 40 % de McCain.


Ver comentarios