Bartoli – Lisicki la final
La francesa Marion Bartoli tiene la gloria a su alcance, pero antes deberá vencer a la difícil alemana Sabine Lisicki. AFP-Glyn Kirk/La República
Enviar

Bartoli – Lisicki la final

Cierre inédito entre dos especialistas en hierba que no se imaginaron llegar a estas instancias

201307042312021.a4.jpg
La francesa Marion Bartoli tiene la gloria a su alcance, pero antes deberá vencer a la difícil alemana Sabine Lisicki. AFP-Glyn Kirk/La República
La alemana Sabine Lisicki, vigésima tercera cabeza de serie, y la francesa Marion Bartoli, decimoquinta, lucharán mañana en la final de Wimbledon por hacerse con su primer Grand Slam tras superar ayer las semifinales del torneo.
Lisicki invirtió dos horas y 18 minutos en derrotar en un intenso duelo a la cuarta favorita, la polaca Agnieszka Radwanska (6-4, 2-6 y 9-7), mientras que Bartoli se impuso a la belga Kirsten Flipkens, vigésima favorita, que sufrió problemas en la rodilla, en tan solo una hora y dos minutos (6-1 y 6-2).
Bartoli y Lisicki son dos especialistas en hierba que habían logrado sus mejores resultados hasta ahora en el All England Club: la francesa fue finalista en 2007 (perdió ante la estadounidense Venus Williams), mientras que la alemana avanzó hasta las semifinales en 2011, cuando cayó ante la rusa Maria Sharapova.
Con seis años más de experiencia, Bartoli disfrutará de una segunda oportunidad para conquistar Wimbledon.
“La última vez era todavía muy joven”, afirmó tras su partido Marion, que señaló que en esta ocasión “aguantó muy bien la presión” y ha logrado “mejorar durante todo el campeonato”.
Comparado con hace seis años, “ahora saco mejor, creo que lo hago todo mejor, soy capaz de pegarle más fuerte a la bola y moverme más rápido”, apuntó, agregando que se merecía volver a alcanzar la final de un gran torneo.
Lisicki llegará al último partido del torneo con la inercia ganadora que le han imprimido sus dos últimas e inesperadas victorias, ante la estadounidense Serena Williams, número uno del mundo, en cuartos, y ante la cuarta jugadora del torneo en semifinales.
Su última víctima, Radwanska, abandonó ayer la pista a toda velocidad, sin tan siquiera felicitar a su rival: “No sentí motivos para hacerlo”, apuntó la polaca, llena de rabia, ante su derrota.
Lisicki se mostró “abrumada” por su éxito: “Estoy increíblemente feliz. No podría ser mejor ni podría haber un lugar mejor para disputar mi primera final de un gran torneo”, dijo en rueda.


Londres/EFE

Ver comentarios