Logo La República

Miércoles, 19 de diciembre de 2018



NACIONALES


Barridas ambientales cerraron 27 proyectos

Redacción La República [email protected] | Lunes 28 julio, 2008



Labor del Tribunal Ambiental continúa a pesar de intentos por intimidar a los jueces
Barridas ambientales cerraron 27 proyectos

• Al menos 13 desarrollos más podrían recibir sanciones

Ernesto Villalobos
[email protected]

La labor de los jueces ambientales ha desembocado en al menos 27 proyectos habitacionales clausurados y 13 en proceso de investigación.
Este es el resultado de las primeras cuatro barridas ambientales efectuadas en diversas zonas del país.
Los desarrollos sancionados incumplieron la reglamentación vigente irrespetando las zonas boscosas, áreas protegidas, zonas de recarga acuífera, vías de agua o bien zonas de protección marítimo terrestre.
Se trata del trabajo realizado en Jacó y Parrita, en Puntarenas; Gandoca y Manzanillo, en Limón; Santa Cruz y Carrillo, en Guana
caste, y el sector conocido como la Fila Costeña, en la Península de Osa.
“Nuestro deseo no es el de paralizar el desarrollo nacional, pero sí que este se haga en armonía con el ambiente, respetando a cabalidad la legislación que el país tiene”, señaló José Lino Chaves, presidente del Tribunal Ambiental Administrativo.
Las barridas tuvieron como origen las constantes irregularidades detectadas mediante las inspecciones de los funcionarios durante 2007. A inicios de 2008, el Tribunal recibió el visto bueno para proceder de inmediato con el plan de trabajo propuesto.
En marzo pasado la gestión arrancó en el Pacífico Central y Sur, en donde se detuvieron de inmediato cuatro desarrollos habitacionales que eran construidos ilegalmente.
En los siguientes meses, le tocó el turno a la región Caribe donde recibieron orden de clausura inmediata otros cuatro proyectos. Además de los desarrollos detenidos, dos quedaron en investigación.
Del 5 al 9 de mayo, Santa
Cruz y Carrillo en Guanacaste, fueron visitadas y como resultado un total de nueve proyectos se paralizaron, mientras que cuatro son investigados.
En la más reciente de las barridas, diez desarrollos habitacionales —que comprenden un total de casi 1.000 residencias— quedaron clausurados, en tanto que cinco se encuentran en proceso de investigación.
Las clausuras incluyen desde enormes casas que han irrespetado la zona inalienable de las playas nacionales, hasta complejos habitacionales cuya construcción, incluye la destrucción de bosque nativo y el bloqueo de vías de agua como quebradas y humedales.
En estas acciones pro ambiente, se ha involucrado no solo a los funcionarios del Tribunal, sino además a miembros de la Secretaría Técnica Nacional Ambiental, del Sistema Nacional de Areas de Conservación y la Dirección de Gestión de la Calidad Ambiental.
Contrario al efecto que pretendían quienes irrumpieron en las oficinas del Tribunal, hace escasos días, los jueces ambientales no se intimidaron por esas acciones, ni por ninguna otra que buscara hacerlos deponer su acción contralora.
“Nuestro trabajo apenas comienza y en lugar de satisfechos, nos sentimos motivados para seguir adelante, en otras zonas del país que lo necesitan”, finalizó Chaves.
La semana anterior los funcionarios del Tribunal realizaron visitas a la zona de Guanacaste, con el fin de verificar el cumplimiento de las medidas impuestas en la tercera barrida ambiental.