Enviar
¡Barrida la Tribu!
Los Tigres se comieron a los Indios y los mandaron a 4.5 juegos de distancia




Una de las series más decisivas para los Indios de Cleveland se presentaba este fin de semana en su visita a Detroit, donde jugarían viernes, sábado y domingo. Antes del arranque de la serie, la Tribu solo estaba a juego y medio de los felinos, en la disputa del primer lugar de la División Central de la Liga Americana, la más cerrada de la temporada junto al Oeste de la Liga Nacional.
No se podía afirmar que se jugaban los Indios la temporada, pues faltan más de 35 partidos, pero el equipo de Manny Acta mínimo estaba en la obligación de ganar un juego, para mantener cercana la diferencia.
Sin embargo, los Tigres hicieron valer su territorio y el viernes con tres jonrones ganaron 4-1; el sábado apalearon a los Indios 10-1 y ayer los derrotaron 8-7 para hundirlos a 4 juegos y medio y poner distancia en la recta final de la campaña.
En la Tribu volvió a fracasar su gran fichaje de finales de julio, el lanzador Ubaldo Jiménez, quien ayer fue sacado a palos apenas en el cuarto episodio, después de recibir nueve imparables, entre ellos jonrones de Delmon Young y Víctor Martínez, el excapitán de los Indios. Segunda derrota del dominicano.
Un consuelo para la Tribu es que suma tres juegos menos que los felinos que, de ganarlos, los acercaría a 3 de diferencia. Estos dos equipos deben enfrentarse ocho veces más en lo que resta de la temporada.
Bueno ya se abrió la División Central de la Americana; en el Este, Yanquis y Medias Rojas juegan por el honor de ver cuál termina de primero, el otro será comodín, van arriba los Bombarderos del Bronx por medio juego y, en el Oeste, los Vigilantes le meten cuatro de diferencia a los Angelinos de Mike Scioscia, luego de conocer los resultados de ayer.
En la Liga Nacional parecen resueltas las cimas de la División Este con los Filis de Filadelfia, 7.5 juegos arriba de los Bravos y, en la Central, los Cerveceros que se escaparon a 8.5 juegos de los Cardenales. Sigue cerradísimo el Oeste, donde los Cascabeles de Arizona estaban, hasta el sábado, 2.5 juegos arriba de los campeones del mundo, los Gigantes de San Francisco.
Para el Comodín, los Bravos se levantaron y vuelven a mantener los 8 juegos de diferencia sobre los Gigantes.
Si los “playoffs” empezaran mañana se enfrentarían los Yanquis de Nueva York contra los Tigres de Detroit y los Medias Rojas de Boston ante los Vigilantes de Texas. En la Liga Nacional, los Filis de Filadelfia ante los Cascabeles de Arizona y los Cerveceros de Milwaukee contra los Bravos de Atlanta.

Gaetano Pandolfo
[email protected]
Ver comentarios