Enviar
Nuevo banco “boutique” abrirá sus puertas detrás del Mall San Pedro
Bansol listo para hacer su debut

• Entidad iniciará con un capital social de ¢7 mil millones

Wilmer Murillo
[email protected]

Luego de cumplir con el capital necesario para obtener la licencia bancaria, el Banco Soluciones (Bansol) está listo para incursionar en el mercado costarricense.
El Banco, que se considera “boutique”, adquirió el nuevo edificio en el cual operaría, detrás del Mall San Pedro.
La entidad abrirá además pequeñas oficinas captadoras de recursos en Alajuela, Heredia, Cartago y Escazú y el giro de su negocio se enfocará a “créditos puente” para personas y de corto plazo.
Una persona que requiere crédito para casa o carro, recibe el crédito a cinco años y a tasas más elevadas, para darle tiempo al cliente de refinanciarse.
Las grandes empresas aunque tendrían una menor atracción, también serán parte del “core business” de Banco Soluciones.
Para estas firmas los créditos no superarían $1 millón, pero buscando este financiamiento como un gancho que les ayude a atraer cuentas corrientes, manejarles el comercio exterior, negociar divisas y pagar algunas planillas a través de la red ATH.
Con el tercer tipo de cliente, las micro y pequeñas empresas, la estrategia es proveerlas de créditos que no superen en promedio los $300 mil.
Bansol, que sería el 27° banco comercial en el país, evoluciona a esa condición de su calidad como grupo financiero.
Aunque hace diez años existían 26 bancos, hoy operan 16, de los cuales tres son del Estado, dos creados por leyes especiales y 11 son privados.
La adquisición de ciertos bancos privados y, con ello, la fusión de marcas y agencias en el país habría dejado ciertos vacíos en el mercado, lo que motivó al Grupo a dar el cambio, dijo a LA REPUBLICA Carlos Fernández, gerente de la financiera.
Esa es por lo tanto, la metamorfosis que planea experimentar el Grupo Financiero Acobo, específicamente a partir del segundo trimestre de 2009.
“Vimos además bancos del Estado muy burocráticos y entrabados donde el cliente es un número, y megabancos con una situación igualmente complicada”, dijo Fernández.
Para el gerente esto abrió una ventana de entrada a un banco para competir con otros pequeños como Improsa, Promérica, Lafise o Cathay, pero con su propio nicho como banco “boutique” especializado en dar atención personalizada a sus clientes.
Propiedad de Orlando Soto, Andrés Yankelewitz, la familia Loeb y los ex fabricantes de cartón, productores de piña y banano, la familia Esquivel Volio, que vendió a Del Monte, capitalizaron desde hasta $10 millones el patrimonio de la financiera.
Es de este modo que en vez de buscar el camino más difícil hacia una licencia bancaria, el banco no nace de cero, sino de una plataforma empresarial que ya está ganando por encima de ¢100 millones mensuales. Mientras aguardaba por la licencia bancaria también elevó su capital hasta ¢7 mil millones.
Para darle viabilidad al proyecto, Bansol percibe la coyuntura de crisis mundial y los problemas de suficiencia patrimonial y fondeo como una limitación del músculo financiero de los bancos grandes.
En promedio, la suficiencia patrimonial de los bancos del sistema es de un 13%, siendo el límite de la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) del 10%, en tanto que Bansol tendría esa variable en más de un 40%, pudiendo prestar por ello hasta $50 millones más antes de llegar al límite.

Ver comentarios