Banqueros centrales salen a frenar inflación en alza en Colombia
La depreciación del peso un 23% este año —la mayor caída entre los grandes mercados emergentes después del real brasileño— también agravó la inflación. Bloomberg/La República
Enviar

Un pico sorpresivo de inflación en Colombia lleva a los operadores a apostar a que los banqueros centrales del país harán algo sin precedente cuando se reúnan para fijar las tasas de interés este viernes.

Banco de la República elevará medio punto porcentual los costos de endeudamiento de referencia, muestran los swaps de tasas de interés. Sería la primera vez que se eleva la tasa más de un cuarto de punto en dos meses consecutivos.

Los formuladores de políticas en el país andino se debaten por aplastar la inflación más alta en más de seis años en tanto el fenómeno climático de El Niño hace subir el costo de alimentos básicos como el arroz y los porotos. El banco central ya elevó su tasa clave 0,75% en los dos últimos meses hasta 5,25%, la más alta desde 2012.

El banco central estaba probablemente por detrás de la curva, dijo Camilo Pérez, jefe de analistas en Banco de Bogotá. Señaló que sus decisiones parecen mostrar el deseo de volver a controlar la inflación, puesto que las sorpresas inflacionarias en los dos últimos meses fueron muy significativas.

Pérez también proyecta que el banco central elevará las tasas de interés medio punto porcentual,en consonancia con el pronóstico promedio de 37 analistas consultados por Bloomberg.

La mayoría de los economías no predijo correctamente el aumento de 0,25% por parte del banco central en septiembre, así como tampoco el aumento el mes pasado, que fue el mayor desde 2003.

El banco central se negó a hacer declaraciones.

La inflación anual se aceleró hasta 5,89% en octubre en tanto el gobierno elevó el fenómeno El Niño desde “moderado” hasta “fuerte”. Colombia tiene como meta una inflación del 3%.

El mes pasado, las lluvias intensas y temperaturas más altas que las normales asociadas al fenómeno climático hicieron subir los precios del arroz y los porotos 24% y 71%, respectivamente.
La depreciación del peso un 23% este año —la mayor caída entre los grandes mercados emergentes después del real brasileño— también agravó la inflación.

En una encuesta del banco central, los analistas elevaron sus pronósticos relativos al costo de vida por cuarto mes consecutivo en noviembre, diciendo que la tasa terminará en 4,18% el año próximo.
Con las expectativas inflacionarias sin anclaje, el banco deberá ser agresivo elevando las tasas, dijo Fabio Nieto de Banco Agrario de Colombia. Nieto fue el único analista consultado por Bloomberg que predijo con acierto el aumento del mes pasado, y pronostica otro aumento de medio punto este viernes.


 



Ver comentarios