Enviar
Banqueros apuestan a fortaleza de Latinoamérica

Washington
EFE

Latinoamérica está mejor preparada que nunca para hacer frente a la crisis en Estados Unidos y en los mercados financieros globales, aunque deberá vigilar de cerca la inflación, dijo ayer la mayor asociación de banqueros del mundo.
“Creo que países como Brasil, Chile, México, Perú y Colombia están mucho mejor posicionados que nunca para soportar los vientos fríos que soplan en el norte y que inevitablemente llegarán al sur”, dijo Charles Dallara, director ejecutivo del Instituto de Finanzas Internacionales (IIF) en una videoconferencia.
Dallara señaló que los sistemas bancarios de Brasil y otros países son “robustos”, a lo que añadió que las reservas han aumentado, las políticas fiscales han sido sólidas “en líneas generales” y los superávit se han utilizado de manera prudente.
A pesar de eso, la región afronta desafíos importantes como las crecientes presiones inflacionarias, según el experto.
Yusuke Horiguchi, economista jefe del IIF, añadió la posibilidad de una depreciación de las materias primas que, en su opinión, no será drástica debido a que la elevada demanda y lo ajustado de la oferta.
Dallara insistió en que Latinoamérica necesita abordar la reforma del sector energético, para que haya “políticas de merca
do mucho más efectivas, así como impulsar la liberación comercial y la reforma laboral.
Esas medidas son necesarias para que la zona crezca a tasas del 6%, en lugar del 4%, indicó.
Sus declaraciones se produjeron durante la presentación del texto de una carta abierta del IIF a los ministros de Finanzas y los gobernadores centrales que se encontrarán la próxima semana en Washington, durante la reunión de primavera del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial.
La carta insta a los bancos centrales a seguir respaldando iniciativas puntuales destinadas a garantizar la liquidez y la estabilidad necesarias para mitigar las tensiones en los mercados, afirmó el IIF.
La misiva destaca que siguen existiendo riesgos considerables en los mercados internacionales que exigen una “actuación urgente”.
La Reserva Federal (Fed) estadounidense ha adoptado medidas enérgicas en los últimos meses contra la crisis de liquidez en los mercados crediticios, que alcanzó su punto álgido el mes pasado, cuando tuvo que rescatar a Bear Stearns ante la incapacidad del banco de inversión para conseguir financiación a corto plazo.
El IIF señaló que acciones como esas seguirán siendo necesarias y no sólo por parte de la Fed, sino también de otros bancos centrales.
El director ejecutivo
de la asociación de instituciones financieras calificó ayer de “excelente” el trabajo de la Reserva Federal.
Sin embargo, apuntó que un área en la que el Gobierno estadounidense podría realizar un esfuerzo adicional es la del sector inmobiliario, con medidas concretas para estabilizar la oferta de viviendas en el mercado.
En líneas generales, Dallara consideró que las políticas macroeconómicas de Estados Unidos y el resto del mundo deben tratar de estimular el crecimiento y hacer frente a las presiones inflacionarias.
La agrupación de banqueros también recomendó restaurar el buen funcionamiento en los mercados de titulización de activos, lo que podría exigir medidas que hagan frente a la debilidad del sector de hipotecas de alto riesgo en Estados Unidos.
Al mismo tiempo, Dallara llamó la atención sobre la necesidad de expandir el Grupo de los Siete (G-7) países más industrializados para incluir a naciones como China, India o Brasil, que juegan un papel cada vez más importante en la economía mundial.


Ver comentarios