Bank of America prevé recuperación de bonos corporativos
Enviar

Este año, los bonos estadounidenses con grado de inversión pueden llegar a caer hasta los niveles más baratos en más de siete meses y los inversores en renta fija son abiertamente pesimistas con respecto a los balances generales de las empresas estadounidenses, según Bank of America.

Para finales del año, el rendimiento extra, o margen financiero, que exigen los inversores por tener bonos estadounidenses con grado de inversión alto antes que bonos del Tesoro, podría caer desde 211 puntos básicos el 26 de febrero hasta 150, dijo Hans Mikkelsen, responsable de investigación de crédito con grado de inversión estadounidense en Bank of America Merrill Lynch.
La medición tocó por última vez ese nivel en julio.


Si bien los emisores se han mantenido al margen en razón de la mayor volatilidad, un sentimiento más positivo desde mediados de febrero está contribuyendo a impulsar ventas y primas de rendimiento más ajustadas, dijo Mikkelsen en una entrevista.
“Hay un sentimiento generalizado entre nuestros inversores de que los balances generales corporativos corresponden al final de ciclo y que los ratios de apalancamiento están en cierto modo alcanzando los picos que hemos visto históricamente”, dijo Mikkelsen. “Yo tengo la opinión contraria”.
Las ventas de bonos corporativos estadounidenses con grado de inversión crecieron en los últimos cinco años, y subieron un 18% en lo que va de este año hasta $253 mil millones después de que Anheuser-Busch InBev vendió bonos por un récord de $46 mil millones para financiar su compra de SABMiller, según datos recopilados por Bloomberg.
El índice de Volatilidad del Mercado de Opciones de la Bolsa de Chicago trepó desde 18,21 a fines de 2015 hasta 32,09 el 20 de enero, en tanto se intensificaron las preocupaciones por la economía global a raíz de que una caída de las acciones y las materias primas generó temores por la economía china.
El índice cerró a 17,7 el 2 de marzo, conforme los precios del petróleo se estabilizaron y las autoridades chinas se esfuerzan por aplacar los miedos que tienen los inversores de una desaceleración.
Analistas de Citigroup encabezados por Stephen Antczak también han manifestado su preocupación por la naturaleza vacilante del mercado, con $570 mil millones de vencimientos para refinanciar a fin de año y fusiones y adquisiciones proyectadas que necesitan refinanciamiento.
Si bien se espera que las fusiones y adquisiciones disminuyan, Bank of America supone que los acuerdos que ya fueron anunciados sostendrán los volúmenes del mercado este año, junto con la emisión por parte de bancos que se proponen impulsar sus balances generales.
Mikkelsen pronostica ventas de bonos corporativos estadounidenses con grado de inversión alto por $1,2 billones, levemente menos que los $1,3 billones del año pasado.
“En este momento el mercado está muy abierto”, dijo Mikkelsen. “Obviamente, habrá momentos en que la oferta se desacelere. Pero en cuanto a las condiciones de mercado que tuvimos al comienzo del año –diría que hay pocas probabilidades de que se repitan”.


Ver comentarios