Bandera tica surcará nuevamente los cielos
“Queremos que el costarricense vuelva a viajar con una aerolínea nacional, y que pueda disfrutar de un trato personalizado y familiar que solo compatriotas le pueden ofrecer”, dijo Carlos Víquez, gerente general de Air Costa Rica.
Enviar

Air Costa Rica empezaría operaciones el 10 de junio

Bandera tica surcará nuevamente los cielos

No pretende ser una aerolínea de bajo costo, pero dará precios competitivos

Luego de muchos años de que un costarricense no vuela a otros países con una compañía nacional, podrá volver a hacerlo el próximo año.
Esta apuesta la hará Air Costa Rica, empresa costarricense-panameña.

201408090031160.n22.jpg
La compañía no es novata en la aviación, ya que hace algunos años mantenía una aerolínea que se llamaba Costa Rica Sky Airlines, que trabajaba con vuelos chárters.
La empresa será una hermana de Air Panamá, que mantiene operaciones internacionales desde hace una década en el país.
El objetivo es que el mismo tico viaje nuevamente con una empresa nacional, que haga que los vuelos sean más placenteros y familiares, comentó Carlos Víquez, gerente general de la aerolínea, quien conversó con este medio.

¿Cuándo nace el proyecto de Air Costa Rica?
George Novey y Eduardo Stagg, quienes dirigen Air Panamá, y yo, empezamos a trabajar de lleno con la aerolínea desde julio del año pasado. Primero a montar manuales y luego a presentarse con Aviación Civil. Este es un proceso que consta de cinco fases, de las que ya hemos concretado tres, esperamos que en este semestre tengamos ya las otras dos.

¿Hay capital internacional en una empresa que pretende ser 100% costarricense?
Sí, los empresarios panameños están poniendo la inversión inicial; el objetivo es que se busquen inversores nacionales que compren la mayoría de acciones en un futuro. Ya tenemos interés de dos grupos económicos muy fuertes del país, que podrían ser esos potenciales compradores.

¿Tienen aviones, u operarán con los de Air Panamá?
Tenemos dos Boeing 737, que los compró la empresa panameña pero que están destinados a ser de Air Costa Rica. Luego vamos a tener dos Fokker 100, y otros dos Fokker 50, que los vamos a usar en vuelos cortos, como a Managua.

Además de Managua, ¿qué rutas operarán?
En un primer momento dijimos que solo era Managua, Panamá y Miami. La semana pasada nos reunimos, y dijimos que si queremos competir con las aerolíneas grandes teníamos que ofrecer más rutas, por eso vamos a presentar en las próximas semanas el permiso para operar las rutas de Guatemala, haciendo escala en la capital nicaragüense; un vuelo directo a San Andrés, y otro directo a Guayaquil, para luego hacer conexión a Lima. Queremos establecer alianzas con compañías grandes para brindar más conexiones.

¿Con cuáles empresas sería?
Internacionales, claro, pero no le puedo decir nombres, porque esos son temas de estrategias de negocios, y eso nos puede llegar a perjudicar.

¿En qué etapa están ahora?
La próxima semana enviamos una tripulación para que se certifique en la Panamerican Flight School en Miami, luego queremos que vuelvan y operen los equipos destinados para volar con Air Costa Rica, en rutas hacia Panamá. 

¿Cuántas personas requieren? ¿Ya las tienen contratadas? 
La certificación exige dos tripulaciones completas, cada una con su piloto, copiloto, jefe de cabina, despachadores y auxiliares de cabina. En total son siete personas con mecánico a bordo.

¿Ustedes volaron con Costa Rica Sky Airlines?
Sí, es una larga historia. Nosotros hacíamos vuelos chárters, Aviación nos certificó en 2007. El día que nos certificaron, el Gobierno de Venezuela nos contrató para hacer los vuelos de una iniciativa que se llama Misión Milagro. El avión con el que se hicieron todos esos vuelos desde 2007 a 2008 era de nosotros. El primer mes todo salió bien; el segundo, excelente; el tercer mes nos pagaron el 50% de lo que tenían que darnos, y en el cuarto no nos pagaron del todo. Ellos nos hicieron quebrar porque todavía nos deben mucho dinero, y estamos aún con un litigio internacional.

¿Las tripulaciones serían las mismas que trabajaban antes con la empresa?
La mayoría de las personas que despedimos serán las que estarán con nosotros, ya tienen experiencia y saben cómo se manejan las cosas. No queremos empezar de cero y que la gente vea que somos novatos en esto.

¿Qué rango de precios manejarán?
No queremos ser una aerolínea de bajo costo, al costarricense no le gusta eso, por eso queremos estar en una media, con precios asequibles pero con todos los beneficios de una aerolínea. La idea es que si la competencia tiene los mismos vuelos directos en un rango de $450, vamos a ofrecer precios a $400.

¿A qué mercado se dirigirán?
Estamos apuntando a un mercado meramente costarricense, pero también queremos ofrecer a los turistas un producto competitivo.

¿Ese será el mayor valor agregado?
No, también queremos darles un trato preferencial a los costarricenses, ofrecerles un desayuno típico. ¡Usted sabe, qué bueno que le sirvan a uno gallo pinto con huevo y natilla en un avión! ¿Por qué no?

¿Tienen alguna fecha establecida?
Queremos empezar con las vacaciones de Estados Unidos. Tenemos un día predeterminado que sería el 10 de junio de 2015, si todos los permisos salen a tiempo.

¿Cuánto han invertido y cuánto esperan invertir?
Al 31 de diciembre del año pasado unos $3,5 millones, de hecho en la junta que tuvimos la semana anterior dijimos, “ahora sí hay que empezar a soltar dinero, no podemos echarnos para atrás”. Solamente la preparación en esas dos tripulaciones, que le comentaba antes, es casi $120 mil y otros $30 mil para la preparación de los mecánicos. Serían unos $5 millones en total.


¿Sobre la otra aerolínea costarricense, Ticos Air, qué sabe al respecto?
Mejor pregúntele a Aviación. Hace rato no tenemos noticias de ellos. Nosotros queremos hablar de nuestro trabajo, lo que tengo entendido es que todavía no disponían de aviones y equipo. Eso es lo que más atrasa.

Raquel Rodríguez
[email protected]
@La_Republica



Ver comentarios