Enviar
Bandas son cada vez menos relevantes
Banco Central buscará lograr una mejor consolidación de la flexibilidad cambiaria este año, además de integrar más participantes a este mercado

Fabio Rosch
[email protected]

El Banco Central de Costa Rica (BCCR) no espera implementar un sistema de flotación del tipo de cambio a corto plazo, no obstante entre las metas discutidas en el Plan Macroeconómico 2010-2011 destaca el fomento de una flexibilización del régimen de divisas.
Así lo confirmó Francisco de Paula Gutiérrez, presidente del BCCR, quien además recalcó que las bandas cambiarias se han vuelto irrelevantes.
La entidad monetaria necesitará cuidar de cerca estas variables para que se puedan usar a favor de sus objetivos inflacionarios, y evitar que más bien perjudiquen.
“En particular en el corto plazo el Banco Central mantendrá su compromiso con los parámetros de la banda cambiaria y procurará mejorar el grado de integración y competencia del mercado de contado, así como promover el desarrollo de instrumentos de cobertura cambiaria. Lo anterior con el propósito de lograr una mayor flexibilidad cambiaria y ampliar los espacios para el uso de la tasa de interés como principal instrumento de política monetaria”, se explica en el Programa Macroeconómico 2010-2011.
Y es que las metas inflacionarias y los objetivos cambiarios propuestos por el banco van de la mano, ya que hay una relación directa entre estas dos variables. La inflación puede afectarse debido a fluctuaciones en el tipo de cambio: si el valor del colón disminuye el poder adquisitivo de la moneda local cae al mismo tiempo, por lo que se necesitaría más dinero para adquirir bienes y, por ende, se corre el riesgo de inflar los precios locales en colones.
Por ello, una de las metas del ente es incluir más participantes en el mercado de tipo de cambio, por lo que pretende mejorar la calidad y cantidad de información del sistema; también, aumentar la comunicación con los inversionistas y agentes para profundizar la eficiencia de las transacciones de divisas
“Queremos una mayor integración del mercado mayorista y minorista a través del Central Directo. También se quiere desarrollar un cambio en los plazos de las transacciones, es decir que en vez de plazos de día a día o de semana a semana, se genere algo como un mercado de futuros”, confirmó Gutiérrez.
Alargar los plazos de las transacciones funcionaría también como un mecanismo de control ante una posible liquidez excesiva en colones y dólares, algo que igualmente influiría considerablemente en los niveles de inflación.
A finales del año pasado se percibió una tendencia hacia la colonización de recursos en el país debido a un aumento en la confianza del inversionista hacia la moneda local, a un premio por el ahorro en colones y a la caída del valor del dólar en mercados internacionales, entre otras razones.
El Central estima una tasa de variación de liquidez en colones del 14,3% para 2010, mayor en cuatro puntos porcentuales que la estimada para 2009. Por su parte, prevé una tasa de variación de un 7% en dólares, una disminución de casi diez puntos porcentuales de la cifra estimada en el periodo anual pasado.




Ver comentarios