Enviar
Jerarcas de entidades discutirán el tema hoy con el presidente Oscar Arias
Bancos estatales analizarán posible unión de fuerzas

• Tesorerías, infraestructura, cajeros automáticos y seguridad informática podrían integrarse en una primera etapa sin necesidad de reformas legales
• La fusión está en el tapete pero como un proyecto de largo plazo

Wilmer Murillo
[email protected]

Los bancos del Estado, que lograron ganancias este año de $140 millones, presentarán hoy una propuesta al presidente Oscar Arias que consistiría en la unión de fuerzas para que cada banco se haga cargo de un nicho de mercado específico.
El Banco Nacional tiene ventajas competitivas en desarrollo, el Banco de Costa Rica en vivienda y la rama corporativa, en tanto que Bancrédito se ha fortalecido en el sector de micro y pequeñas empresas.
“Serían alianza
s entre los bancos para que hagan lo que mejor saben”, dijo Carlos Fernández, gerente general del Banco de Costa Rica (BCR).
“Ahora que estamos arrancando 2008, las cosas que se han hecho bien se podrían hacer mejor, ya sea con alianzas o una definición clara del rol de cada banco”, prevé el gerente
No obstante, advirtió que debido a que la fusión entre el BCR y Bancrédito no ha podido avanzar la de los tres bancos estatales “sería un megaproyecto bien complicado para poderlo llevar adelante”.
En activos los tres entes dominan el 50% del mercado con $9 mil millones.
Aunque hasta hoy tras la reunión con el presidente Arias y el ministro de la Presidencia, Rodrigo Arias, los representantes de los bancos revelarían sus propuestas, LA REPUBLICA supo que la meta de la fusión difundida en algunos medios se considera muy ambiciosa, por lo que en un inicio se trataría de buscar beneficios como una reducción en los gastos en seguridad informática, y otros en los que ahora cada entidad tiene presupuestos separados para cumplir funciones idénticas.
La integración d
e tesorerías, cajeros automáticos y otros permitiría a los bancos del Estado importantes economías.
Otra de las razones para unirse es disminuir costos, pues por ejemplo cada banco invierte $25 mil, es decir, ¢12,5 millones en la compra de un cajero automático.
Esta opción de buscar ahorros en la unión de fuerzas es por ahora lo que se considera posible, pues la fusión de los bancos tomaría largos años ya que requiere la aprobación de la Asamblea Legislativa.
La propuesta es una iniciativa de los bancos del Estado que el Poder Ejecutivo, su principal accionista, desconocía hasta ahora, dijo a varias emisoras y televisoras el ministro Rodrigo Arias, quien informó que los presidentes y gerentes de los tres bancos analizarán en una reunión prevista para este miércoles a las 4 p.m. el tema y sus implicaciones.
Pese a ello el Gobierno ve con buenos ojos que los bancos del Estado puedan disminuir gastos y maximizar los recursos, adujo el Ministro.
“Iniciar un proceso de integración de servicios va en la línea de racionalizar los gastos de fondos públicos. Lo que gasta cada banco en algunos temas son repetitivos y son sumas millonarias lo que les cuesta. Cuando se ven las cosas que se podían integrar, como los puestos de bolsa que tiene cada banco, las agencias de segur
idad, los servicios de informática, son temas lógicos y que podríamos considerar”, expresó Arias.
Pese a la proyectada unión de fuerzas, la fusión se vislumbra como un proyecto de largo plazo. Asimismo, hay algunas reservas sobre el megaproyecto.
“Es preocupante que más de la mitad de los depósitos del país, y más del 50% del crédito sea manejado por una sola entidad estatal”, dijo Carlos Fernández.
El jerarca del BCR advirtió que una eventual crisis económica “provocaría un mayor impacto en el sistema financiero nacional”.
Para Fernández, el tema de la fusión es muy complicado. No deja de ser una preocupación para el Banco Central y para el Ministerio de Hacienda que tres bancos juntos tengan más del 50% del crédito, más del 70% de los
depósitos pues ante algún tipo de crisis que se dé, pesaría mucho sobre todo el sistema financiero”.
 El gerente considera además que el tema es difícil porque ni siquiera se ha podido entrarle a un proyecto de ley para fusionar el BCR y Bancrédito, “un banco muy pequeño. Más difícil vemos que se pueda dar una fusión entre el BN y el BCR”, explicó.
Desde la acera de enfrente, el representante de la banca privada, Gerardo Corrales y vicepresidente de BAC
Credomatic, dijo a la radioemisora Monumental que el proceso de unión lograría una mayor eficiencia operativa para beneficio de los usuarios.
“Tiene sentido, tiene lógica ver cómo será más productivo, cómo se busca más eficiencia y cómo se logra evitar irracionalidades como que por ejemplo en una cuadra existan tres o cuatro sucursales de la banca estatal… Eso no tiene ningún sentido y lo que implica es mayores gastos y mayores precios en los productos y servicios. En el tanto en que la banca estatal revise sus indicadores de eficiencia, yo creo que también el sector privado nos va a obligar a nosotros a enfatizar aún más y a acelerar los procesos de búsqueda, eficiencia y productividad”, señaló.
Por otra parte el economista Juan Manuel Villasuso apoyó la fusión y criticó el hecho de que la banca estatal se volvió comercial, dejando de lado el desarrollo y la facilidad de crédito para los costarricenses.
La creación de un solo banco es un tema que tampoco se trata por primera vez. Tiene más de 40 meses de haberse gestado la idea de crear un solo banco del Estado. Sin embargo, ha cobrado fuerza ante la llegada de los megabancos.
Actualmente existen tres bancos del Estado y uno público que es el Banco Popular. Cohabitan con una banca privada compuesta por 13 entidades privadas.
Ver comentarios