Enviar
Entidades financieras deben entregar una respuesta al gobierno esta semana
Bancos con ultimátum para arreglo sobre aeropuerto

• Si no hay un pronto arreglo, el Consejo Técnico de Aviación Civil podría asumir el Juan Santamaría

• BCIE negocia comprar la deuda del proyecto para concluir la modernización de la terminal

Danny Canales
[email protected]

Si esta semana el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) no logra adquirir la deuda del aeropuerto Juan Santamaría, el Estado procedería a cerrar el proceso de rescisión anticipada del contrato.
El Consejo Técnico de Aviación Civil (Cetac) dio tiempo hasta el viernes al banco regional para que negociara la transacción con la Corporación Financiera Internacional (IFC), actual acreedor del proyecto de modernización del aeropuerto.
En caso de que no haya un arreglo en esa fecha, el Cetac asumiría la operación del Juan Santamaría con el apoyo de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).
Sobre el avance de la negociación con el IFC, Alfredo Ortuño, director para Costa Rica del BCIE, dijo que aún no había “humo blanco”, pero que mantenían la esperanza de que surgiera un pronto arreglo.
En ese sentido el funcionario adujo que no tenía conocimiento sobre qué ha impedido llegar a un acuerdo, debido a que la negociación la está liderando el directorio del banco, con sede en Honduras.
El propósito del BCIE es persuadir a la IFC para que le venda el proyecto con un descuento, y así quedarse como el único acreedor.
De lograrse la negociación, el banco centroamericano está anuente a invertir unos $48 millones en la conclusión de los trabajos de ampliación del aeropuerto internacional.
El Gobierno dio tiempo hasta finales de este mes, para aterrizar ese tema que ya tiene cinco años en disputa.
En marzo de 2003 la Contraloría ordenó rebajarle a Alterra, operador del aeropuerto, $18,6 millones que se le reconocieron de más en las tarifas.
Para los bancos esa medida no garantiza los recursos suficientes a Alterra para concluir las obras y pagar los intereses y el principal del crédito por $90 millones que le habían girado.
Debido a ese problema, la construcción de una terminal de pasajeros y una pista de rodaje y la remodelación de las salas de abordaje tienen tres años y medio de demora.
Debido a la falta de un arreglo con los bancos para resolver el desequilibrio financiero, el Gobierno inició el proceso de rescisión anticipada del contrato en diciembre de 2006.
Ambas partes trataron de hallar un arreglo durante todo el año pasado, pero no fue posible. Tampoco ha fructificado la iniciativa del BCIE para asumir la deuda y la inversión que requiere el Juan Santamaría.
En caso de que la IFC no acepte la propuesta del banco regional, el Gobierno asumirá la operación del aeropuerto, afirmó Viviana Martín, presidenta del Cetac.
Incluso ya tienen definido el plan que pondrán en marcha en caso de que tengan que tomar la terminal aérea, adujo la funcionaria.
El aeropuerto se le dio a Alterra para que invirtiera $160 millones en la ampliación de su capacidad. La empresa asumió operaciones en mayo de 2001.
Ver comentarios