Enviar
Central dice que entidades no usaron flexibilidades a su disposición
Bancos provocarían cambios abruptos del dólar

• Francisco de Paula Gutiérrez advierte que deberían comprar o vender divisas a los precios que establecen sin importar si son para el sector privado o público

Wilmer Murillo
[email protected]

Por la forma como ajustaron el tipo de cambio de ventanilla, los bancos no usaron flexibilidades que había puesto a su disposición el Banco Central. De esta manera provocaron cambios abruptos en las cotizaciones del dólar, a veces en espacios de minutos, cuando desde varias semanas atrás el mercado daba indicios de una incipiente tendencia hacia el alza en el tipo de cambio.
Francisco de Paula Gutiérrez, presidente del Banco Central, se refirió de esta manera a la nota titulada “Ventanillazos del Central habrían causado alza del dólar” publicada en la edición de ayer en LA REPUBLICA, en la cual se recogen comentarios relacionados con el comportamiento reciente del tipo de cambio, de William Hayden, gerente del Banco Nacional.
Adujo que los bancos comerciales determinan, por su propia cuenta, los tipos de cambio de ventanilla a los cuales están dispuestos a comprar y vender divisas al público. Si los bancos están dispuestos a comprar o vender divisas a los precios que ellos mismos establecen en ventanilla deberían hacerlo no solo con el sector privado, sino también con el sector público, señaló.
Para permitir el acceso a las entidades del sector público a los tipos de cambio de ventanilla, se estableció, desde noviembre de 2007, la obligatoriedad de los bancos e intermediarios cambiarios de mantener posiciones de oferta y demanda de divisas en el mercado Monex a esos tipos de cambio. Así, bajo un principio de eficiencia, se procura que el precio al cual se adquieran las divisas del sector público no sea mayor que el de la ventanilla de los bancos, que es al que tienen acceso, en principio, los demás agentes económicos, señaló Gutiérrez.
Durante los primeros meses de aplicación de esta regulación, el Banco Central prácticamente no tuvo necesidad de comprar a los precios de ventanilla porque, dado el exceso de oferta prevaleciente en el mercado, el tipo de cambio en el mercado mayorista generalmente fue inferior al de ventanilla de los bancos. Consecuentemente, el sector público no bancario obtuvo las divisas a precios inferiores que los prevalecientes en dichas ventanillas.
Indicó que la situación varió durante abril, pues el exceso de oferta de divisas se redujo. Ello provocó que, con el fin de satisfacer las necesidades del sector público no bancario, se empezara a comprar las posiciones de venta que tenían los bancos e intermediarios a los precios de ventanilla en el mercado mayorista (Monex). La intensidad de esas compras aumentó en las primeras semanas de mayo.
Explicó que el Banco Central en todo momento lo que ha procurado es comprar las divisas al menor precio ofrecido, sea este el que voluntariamente algún vendedor solicita en el Monex o en su defecto los precios de ventanilla.
Recalcó que este es un principio de mínimo costo bajo al que todo agente económico se adhiere, por lo tanto no existe razón por la que el Banco Central tenga que apartarse de ello.
Dijo por otra parte que los bancos tienen autorización para acumular o desacumular una determinada cantidad diaria de dólares, con el propósito de que puedan hacer los ajustes del tipo de cambio de manera gradual. “De hecho, el Banco Central incrementó a finales de abril el grado de maniobra a los bancos en un 33%. Sin embargo, por la forma como ajustaron el tipo de cambio de ventanilla, parece que algunos bancos decidieron no utilizar ese espacio de flexibilidad, provocando cambios abruptos en las cotizaciones, a veces en espacios de minutos”.
Ver comentarios