Enviar
Esta semana la entidad bancaria termina el análisis de los resultados para presentar su propuesta
Banco Popular se lanzaría al rescate de Coopemex
Decisión sobre el futuro de la cooperativa se tomaría en junio

El Banco Popular concluirá el 28 de este mes el análisis de la situación real de la extinta Coopemex, para definir si es posible salvar a los inversionistas que quedaron desamparados con la quiebra de la entidad.
Aunque el plan no cuenta con un sí definitivo ni aprobaciones por todas las partes, lo cierto es que los actores advierten un panorama optimista.
La opción es que el Banco compre tanto las inversiones como los créditos que manejaba la cooperativa; pero para ello primero necesita conocer los números del faltante y el costo que tendría.
De lograrse, se daría una esperanza a más de 88 mil inversionistas, que juntos suman ¢96 mil millones en ahorros. Por el otro lado, Coopemex tenía colocados préstamos por unos ¢106 mil millones.
Incluso los asociados que pusieron dinero para el capital social podrían recuperar parte de esos recursos.
En el proceso, el Popular deberá finalizar lo que se conoce como “debida diligencia”, que es revisar los números contables que dejó Coopemex.
“Estamos trabajando en este tema de acuerdo con el cronograma. Estos procesos se realizan de manera integral, por lo que no es posible brindar informes de avance parciales”, afirmó Gerardo Porras, gerente del Banco Popular.
Basado en ese reporte, presentará su propuesta al Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif), a la junta directiva del Banco Popular y a la asamblea de delegados de Coopemex.
Esto se daría en la primera semana de junio, aseguró Alberto Dent, presidente del Conassif.
A partir de ese momento, se iniciaría la fase de consultas, la cual tendrá un trámite sencillo siempre y cuando lo presentado por el Popular tenga validez financiera.
Primeramente, el plan sería visto por la junta directiva del Banco Popular y el Conassif. Luego, pasaría a la asamblea de delegados alrededor de la segunda semana de junio, cita en la cual deberá votarse a favor o en contra de la propuesta.
“Siento mucho optimismo en torno a este proceso. Tengo confianza en que hay mucho interés en llevarlo por buen camino”, aseguró Johnny Salazar, interventor de Coopemex.
Explicó que la fecha para la asamblea está sin definir porque deben convocarla con unos 15 días de anticipación, y por eso estiman que podría darse el segundo o tercer sábado de junio.
De lograr la aprobación por parte de los delegados, y con el visto bueno de todas las partes, el proyecto iría de nuevo al Conassif para recibir la última aprobación.
De cumplirse con el calendario optimista, las personas que tienen ahorros en la cooperativa podrían recibir una buena noticia antes de terminar junio, o a inicios de julio.
Incluso, como parte de la propuesta de compra, el Popular presentó la opción de crear dos fideicomisos, uno administrará los activos y el otro servirá para cancelar el 100% de los ahorros y los intereses pactados a los inversionistas.
El primer fideicomiso venderá las propiedades para que el Popular pague los gastos que genere este proceso, y el dinero que quede, sería utilizado para devolver al menos una parte del capital social que los asociados dieron a la cooperativa.
La Superintendencia General de Entidades Financieras intervino Coopemex el 17 de febrero, tras encontrar varias irregularidades en los préstamos.
Desde esa fecha, las autoridades estudian las posibilidades para evitar una mayor afectación sobre las personas que tenían ahorros en la entidad.

Daniel Chacón
dc[email protected]
Ver comentarios