Enviar
Clientes serán los primeros con acceso a certificados digitales
Banco Popular se despide de las firmas anuscritas

Funcionalidad dependerá de laincorporación de otras instituciones al mecanismo tecnológico

Luego de siete años de negociaciones, a partir de hoy algunos costarricenses podrán tener su firma digital.
Se trata de los usuarios del Banco Popular y de Desarrollo Comunal, entidad que por el momento es la única de índole financiera que cuenta con el servicio para que sus clientes hagan las transacciones electrónicas utilizando el certificado digital.
Este banco cobra $35 por la tarjeta con el chip, el lector y el programa que debe ser instalado en la computadora.
Una vez que otros bancos e instituciones cuenten con este sistema, la tarjeta con la firma digital permitirá acabar con las largas filas para realizar trámites en instituciones que requieren la presencia física y firma manuscrita de las personas, pues tienen la misma validez jurídica.
El certificado digital pretende además combatir las estafas en trámites financieros electrónicos, las cuales han presentado un repunte en los últimos meses.
“En esta tarjeta estamos vendiendo seguridad electrónica, no hay país desarrollado que hoy no esté utilizando esta tecnología y si queremos ser un país digital no podemos quedarnos
atrás, señaló al respecto Geovanni Garro, subgerente general de Negocios del Banco Popular.
Una de las limitantes actuales es el uso del lector. Es decir la tarjeta por sí sola no sirve de nada. Se necesitan el lector y una caja con salida USB para que la computadora lea la tarjeta y los clientes puedan hacer sus transacciones con toda tranquilidad.
Con el tiempo las computadoras van a traer ese lector, y desde ya el Tribunal Supremo de Elecciones junto con Migración tienen un proyecto para que las cédulas traigan el chip con el certificad
o digital, indicó en ese sentido Carlos Melegatti, subdirector del Banco Central, quien añadió que conoce de otras entidades que ya han comenzado los procesos de actualización.
Otra posible limitante es el acceso a Internet, pues quienes no lo tengan no podrán disfrutar de este servicio. También es necesario que las personas se familiaricen con el sistema.
Hay que seguir trabajando en la brecha digital, actualmente hay alrededor de 600 mil personas que hacen transacciones en línea, el tema de cultura es algo que siempre hay que seguir trabajando, comentó Melegatti.

Vanessa Chaves
[email protected]
Ver comentarios