Logo La República

Sábado, 15 de diciembre de 2018



GLOBAL


Banco Mundial ve con buenos ojos a Centroamérica

EFE | Lunes 28 julio, 2014

En el istmo existe diversidad, ya que Panamá está desacelerándose aunque sigue creciendo y están países como El Salvador con tasas de crecimiento de menos del 3%.AFP/La República


Banco Mundial ve con buenos ojos a Centroamérica

Humberto López, director del Banco Mundial para Centroamérica ve con ilusión la situación económica de la región, que se ha recuperado de la crisis y que ha abierto mercados que antes no estaban.
"Lo que estoy viendo ahora es una Centroamérica donde uno puede estar ilusionado", aseguró López.
"Cuando era el economista principal de Centroamérica, en plena crisis, había muchas cosas que me quitaban el sueño", recuerda el español.
"Hoy, aún con todos los problemas que pueden haber en la región, vemos que hay una recuperación y que no se va a caer en recesión", añade.
López, nacido en Bilbao, fue nombrado el 1 de julio pasado como director de Centroamérica del Banco Mundial, un territorio que no le es extraño ya que fue economista jefe en el istmo para la misma organización entre 2008 y 2011.
"Después de la situación de crisis que nos encontramos en 2008, donde las cosas se complicaron mucho, creo que hay que felicitarse porque la región ha salido adelante de esos momentos y ha prosperado bastante", destaca López.
El directivo del Banco Mundial piensa que en el istmo existe diversidad, ya que por un lado está Panamá que incluso desacelerándose sigue creciendo y luego están países como El Salvador con tasas de crecimiento de menos del 3%.
López analizó por qué el triángulo norte de Centroamérica, compuesto por Guatemala, El Salvador y Honduras, sufre de problemas que no se repiten en Costa Rica y Nicaragua.
"La economía de Costa Rica es muy diferente de la del resto de la de los países de Latinoamérica. Hace muchos años que esta nación hizo una apuesta por traer inversión extranjera", argumenta.
El economista, quien reemplazó en el puesto al colombiano Carlos Felipe Jaramillo, elogió a los costarricenses por sus niveles educativos y por la apuesta en este tema.
En el caso de Nicaragua, señala que se ha beneficiado en gran medida de los grupos que han llegado de Venezuela como inversión extranjera directa y eso claramente tiene un impacto positivo.
El vasco, quien desempeñaba el cargo de director de Política Económica y Reducción de la Pobreza para América Latina y el Caribe, precisó que Honduras se encuentra en una situación complicada y enfatizó que uno de los principales problemas de Guatemala y El Salvador es que atraen muy poca inversión extranjera directa.
En referencia a este último punto, López indicó que los niveles de pobreza y violencia que atraviesan los países del triángulo norte son factores que provocan la falta de inversión extranjera y los flujos migratorios rumbo a Estados Unidos, ahora incluso con menores no acompañados.
"El problema es que entramos en una dinámica donde los chicos entran a las pandillas, y éstas te generan inseguridad. Así, esto provoca falta de inversión lo cual se traduce en escasez de empleo para empezar un nuevo círculo vicioso", admite el economista, quien trabaja para el organismo internacional desde 1996.
El alto funcionario se refirió también a la integración económica de Centroamérica. "La posibilidad de operar en un mercado centroamericano, compuesto por entre 40 y 45 millones de personas, traería muchas buenas noticias", asegura.
Sin embargo, López ve como un obstáculo la situación aduanera actual de la región. "Hoy, los cuellos de botella en las fronteras provoca, y la logística en algunos de los países centroamericanos provocan, que el costo de los productos se eleve en un 40%".

"En los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico los gastos son de entre el 10% y el 15%. Esa diferencia de 25 puntos porcentuales es el peor impuesto que se puede poner", subraya.
El ex docente de la Universidad de Salamanca en España y de la Universidad Estatal de Louisiana, Estados Unidos, considera de gran importancia la integración económica de la región.
La cartera del Banco Mundial en Centroamérica está compuesta por 50 proyectos por un total de $2.150 millones.
Los estudios recientes de la entidad incluyen trabajo analítico sobre integración regional, eficiencia del gasto público, energía, infraestructura y comercio, además de asistencia técnica sobre política económica, agricultura y reducción de la pobreza.

Guatemala/EFE