Banco hipotecario inglés al borde de liquidación
Enviar
Banco hipotecario inglés al borde de liquidación

Londres- Northern Rock Plc obtuvo financiación de emergencia del Banco de Inglaterra, el mayor rescate de una entidad financiera británica en 30 años, al no poder autofinanciarse tras la congelación de los mercados interbancarios.
No obstante, durante el viernes y el sábado, numerosos clientes de la entidad fueron en pos de sus depósitos ante el temor de que la entidad sea liquidada esta misma semana.
Las acciones de Northern Rock cayeron un récord de 31%, después de que la entidad dijo el viernes que el banco central proporcionará un crédito por una suma no precisada.
La acción ha bajado 63% este año, lo que valúa a Northern Rock en 1840 millones de libras.
Northern Rock, con sede en Newcastle, es la tercera financiera hipotecaria de país, con una cartera crediticia de 17.400 millones de libras ($35.000 millones) al 30 de junio.
El rescate alimentó la incertidumbre entre los inversores y depositantes, toda vez que otras entidades financieras que confían del crédito a corto plazo más que de los depósitos podrían ser vulnerables. El ministro británico de Hacienda, Alistair Darling, autorizó la operación señalando que el Banco de Inglaterra actuará como prestamista de última instancia con las “instituciones que se enfrenten a dificultades de liquidez a corto plazo”.
“Es un conjunto de circunstancias que no he visto en 25 años”, dijo el responsable ejecutivo Adam Applegarth en una teleconferencia con periodistas. “Es una inyección importante, a un tipo penalizador. Los recursos proporcionarán una base sólida”.
El Banco de Inglaterra no ha tenido que rescatar un gran banco británico desde que el colapso, en 1973, de Cedar Holdings, pionero en rehipotecas, produjo una crisis de confianza que amenazó con contagiar el sistema bancario.
La medida “ayudará a Northern Rock a financiar sus operaciones durante el actual período de turbulencia en los mercados financieros”, dijeron el Banco de Inglaterra, el Tesoro británico y el regulador, la Autoridad de Servicios financieros (FSA, en sus siglas en inglés) en un comunicado. “Northern Rock está solvente, supera el volumen de recursos propios exigido y tiene una cartera de préstamos de buena calidad”.
Los beneficios antes de impuestos estarán entre 500 millones de libras y 540 millones de libras, por debajo de la previsión de 647 millones formulada por los analistas, dijo la entidad. Responsabilizó a la “grave contracción de la liquidez” y al aumento de los tipos de interés, y dijo que no concederá nuevos préstamos que no sean rentables en la actual situación de los mercados.
“Se deja a Northern Rock desesperadamente a la espera de que llegue algo que restablezca la confianza”, dijo Colin Morton, quien gestiona 14.400 millones de libras, incluidas acciones de Northern Rock, en Rensburg Sheppards Plc. “De momento su coste de financiación es más alto que el que obtiene de la clientela que esté comprando una vivienda con dinero de ellos”.
“La perspectiva para Northern Rock como entidad independiente no parece buena”, dijo Sandy Chen, analista en Panmure Gordon & Co., cuya recomendación del valor es de “vender”.
Hay una “probabilidad creciente” de que el banco sea un objetivo de OPA, escribieron analistas de Credit Suisse Group. El descenso del precio de las acciones ya lo ha vuelto “atractivo”, dijeron analistas de MF Global Securities Ltd. la semana pasada.


“Da miedo”, afirman clientes

Cientos de clientes se abarrotaron entre el viernes y el sábado en las sucursales londinenses de la empresa para sacar sus ahorros después de conocerse que ésta había solicitado financiamiento de emergencia al Banco de Inglaterra.
“Da miedo”, dijo Peter Pye, de 60 años, un profesor retirado de la universidad que estaba en la fila junto con una treintena de personas frente a la sucursal de Moorgate, en el distrito financiero. “Tengo los ahorros de toda mi vida en Northern Rock”, dijo.
Agregó que retiraría “una cifra de seis números” y que dejaría 5.000 libras en la cuenta.
Los medios de prensa ingleses afirmaron que los clientes del Northern Bank ya habían retirado 2.000 millones de libras (casi $4 mil millones) de la entidad, lo que representa una duodécima parte de los depósitos del banco.
Y la situación pudo ser peor, ya que muchos clientes no pudieron retirar sus ahorros por el exceso de afluencia en las oficinas, a pesar de que éstas ampliaron el horario de apertura el sábado porque la página internet del banco quedó inutilizada. La policía tuvo que intervenir en algunas sucursales para calmar a los clientes.
Los ahorradores no hicieron el mínimo caso a los mensajes tranquilizadores lanzados por las autoridades. El presidente del FSA (el regulador de los mercados financieros), Callum McCarthy, aseguró que "para ser francos, si pensáramos que el Northern Rock no es solvente, no le hubiésemos autorizado a seguir abierto".

Ver comentarios