Enviar
Proyecto se expande a países latinoamericanos
Banco de Sangre Umbilical será franquicia

Puerto Rico, Colombia y Panamá muestran interés

Primeras dos sucursales en Guatemala y El Salvador ya iniciaron operaciones.

María Krystal Echeverría
[email protected]

Luego de tres años de establecido en el país, el Banco de Sangre Umbilical (BSU) se expande hacia Centroamérica, concretando la apertura de dos oficinas en Guatemala y El Salvador.
Con una inversión inicial de $70 mil, el banco consolidó la apertura de su sucursal en Guatemala desde hace tres meses, asimismo inició operaciones en El Salvador con una inversión de $50 mil.
El centro, habilitado por el protocolo del Ministerio de Salud y de la Sociedad Internacional de Terapia Celular, se dedica a almacenar la sangre del cordón umbilical, que se obtiene de las venas, arterias y de la placenta después del nacimiento del bebé.
Se ha demostrado que la sangre obtenida contiene un gran número de células que ayudan a curar enfermedades debido a su capacidad de convertirse en otros tipos de células (como glóbulos rojos, glóbulos blancos, plaquetas, células del hígado, de la piel o neuronas).
Las células madre de la sangre del cordón umbilical son la clave para combatir enfermedades que pueden poner en peligro la vida. A la fecha más de 45 padecimientos pueden tratarse con ellas.
A partir de la apertura en El Salvador, se iniciará un proceso para establecer Provida BSU como franquicia, que permitirá la expansión de oficinas y laboratorios en países como Panamá, Colombia y la isla de Puerto Rico, bajo este protocolo técnico, que representa la primera franquicia biotecnológica de Latinoamérica.
“El proyecto de franquicias nació debido a la solicitud de varios grupos médicos regionales de establecer una sucursal en su país para solventar la necesidad de estudiar las células madre de manera local”, expresó Eduardo Glenn, director del Banco de Sangre Umbilical.
La adquisición de la franquicia costará alrededor de $250 mil por país y representará un ahorro en el envío y desalmacenaje de células madre, pues el costo por enviar muestras al país cuesta alrededor de $150.
Por otro lado, los biotecnólogos extranjeros recibirán la capacitación adecuada por parte de expertos costarricenses quienes en un periodo de seis meses enseñarán el método de trabajo de Provida.
“Esto permitirá que la capacidad intelectual de profesionales costarricenses también esté presente en esos lugares, ya que los procesos de capacitación de cada una de las oficinas en el exterior, estarán en manos de científicos locales” declaró Glenn.
Actualmente la organización se encuentra en el proceso de estructura legal para establecer las franquicias alrededor del istmo, proceso que finalizará en dos meses y medio.
Luego de tramitar la parte legal, todos los países latinoamericanos pueden realizar franquicias y siempre se les va a brindar la capacitación necesaria.
Entre los planes que tienen para 2008 se encuentran la incorporación de 11 médicos biotecnólogos en las nuevas sucursales para inicios de año.
Ver comentarios