Banco de Rusia estimaría que flotación libre no corre peligro
El rublo revirtió un aumento luego de la serie de declaraciones de funcionarios y de que el banco central dio indicios de desacuerdos en el seno del Gobierno. Bloomberg/La República
Enviar

El Banco Central de Rusia no experimenta presiones de Vladimir en el sentido de abandonar la libre flotación del rublo y las autoridades ven la exasperación del presidente respecto de la fortaleza de la moneda como un mensaje para el Gobierno, dijo un alto funcionario.
La política gubernamental fue tema de declaraciones de Putin que llevaron el rublo a la mayor caída en casi un mes, según el funcionario, que habló con la condición de conservar el anonimato por el carácter delicado del tema. El presidente no ha dado al banco central instrucciones de debilitar la paridad cambiaria, agregó el funcionario.


El rublo pasa a un primer plano más de dos años después de que el Banco Central permitió su libre negociación en tanto la economía se sumía en la mayor crisis cambiaria desde 1998.
El Banco de Rusia dijo que mantendrá la libre flotación y no ejercerá influencia en la paridad cambiaria luego de que un funcionario económico del Kremlin dijo que la apreciación de la moneda podría haber ido demasiado lejos.
“Si el Banco Central tratara ahora de debilitar el rublo, se incrementaría la masa monetaria, aumentaría la presión inflacionaria y, de hecho, equivaldría a un giro de 180 grados de la política”, dijo Vladimir Tkhomirov, economista jefe de BCS Financial Group, una firma de operaciones de Moscú. “Es por eso que dudo que el banco central avance en esa dirección”.
Advertencias diarias: Putin asustó a los operadores cambiarios cuando le dijo al primer ministro, Dmitry Medvedev, que monitoreara el movimiento del rublo mientras el precio del crudo, la principal exportación de Rusia, sigue siendo volátil.
Andrey Belousov, colaborador de Putin, se hizo eco de la advertencia y dijo que la fortaleza de la moneda en relación con el precio del petróleo pone en peligro el presupuesto y la competitividad de las compañías locales.
La moneda rusa ha empezado a “sobreapreciarse” y eso conspira contra las exportaciones del país, dijo Belousov. El banco central tiene un punto de vista diferente, según el funcionario del Banco de Rusia.
“El banco central no planea abandonar la flotación libre y no tiene planes de ejercer influencia en la paridad del rublo”, dijo el servicio de prensa de la entidad en una declaración.

 


Ver comentarios