Foto 1
Enviar

201606122114490.p17-macro-rec.jpg
Hasta el jueves de la semana pasada el Banco Central tuvo que intervenir en el mercado cambiario vendiendo dólares, así como en las operaciones para las instituciones públicas no bancarias, para que el tipo de cambio no tuviera fluctuaciones fuertes al alza.
En total, desde el lunes y hasta el viernes vendió casi $10 millones de forma directa, sin contar lo que tuvo que vender, por la demanda del Sector Público no Bancario.
Es la primera vez desde que se estableció el sistema de flotación administrada que el Banco Central pone en sus estadísticas que debió intervenir para evitar una fluctuación al alza mayor en el tipo de cambio.
En el pasado, ya había tenido que realizarlo respecto a comprar dólares.
Esto porque las presiones de depreciación han sido contundentes desde inicios de mayo, incluso con un aumento del 1% y que continúa.
El mercado mayorista Monex cerró el viernes en ¢545,74, un poco más de ¢1 por encima de hace una semana.
Las ventanillas de los bancos y entidades financieras también se movieron, cerraron la semana comprando los dólares en ¢537, mientras que lo vendían en su mayoría a ¢550.
Entre las razones de este cambio de tendencia, según Olivier Castro, presidente del Banco Central, está el alza del petróleo y de algunas materias primas en los últimos dos meses, lo cual aumenta la necesidad de dólares, indicó en Pulso Bursátil.
En enero, el petróleo disminuyó hasta los $37,94 por barril, actualmente se encuentra en $51,94.
Así también, las importaciones dejaron de disminuir como en meses previos y comienzan a recuperar su nivel, lo cual desincentivó el efecto inicial de menor demanda de dólares, indicó el jerarca del Central.
La autoridad monetaria tiene como principal objetivo no generar desviaciones significativas del tipo de cambio y percibe las desviaciones de días recientes como normales, el riesgo cambiario es una condición que deben tener en cuenta los agentes económicos al tomar sus decisiones, tanto de inversión como de crédito, indicó Castro.
Por el momento, el Banco Central puede seguir vendiendo dólares, sin tener un desajuste financiero, ya que sus reservas internacionales son bastante altas, con más de $7 mil millones.

Ver comentarios