Foto 1
Enviar

Desde el pasado 2 de marzo, el Banco Central puso a disposición del público nuevos indicadores de tasas de interés pasivas con periodicidad semanal, disponibles desde enero de este año.
Las entidades financieras envían al Banco Central la información de cada una de sus operaciones de captación a plazo, la cual incluye la tasa negociada (efectiva) con el ahorrante. 
A partir de estos datos se definió una estructura de tasas pasivas por plazo y grupo de intermediarios financieros, ponderada por el monto de cada transacción.
La nueva información de tasas de interés de captación por moneda (colones y dólares) contempla plazos que van desde un día a más de 1.800 días, con diferentes intervalos para apreciar mejor los diferentes calces; además se presenta por grupo de intermediarios (bancos públicos, bancos privados, cooperativas de ahorro y préstamo, mutuales de ahorro y crédito y empresas financieras privadas).
Esta publicación sustituye los datos de tasas pasivas por moneda (nacional y extranjera), por plazos (1, 3, 6, 12 meses) y por grupo de intermediarios (bancos estatales, bancos privados y financieras privadas), cuya metodología hacía referencia a tasas anunciadas en "ventanilla" (que no corresponden necesariamente a negociaciones efectivas) ponderadas por el promedio móvil de seis meses del saldo de depósitos a plazo.
Esta medición la puede encontrar el sitio web del Banco Central www.bccr.fi.cr, en la sección de indicadores económicos.
Para finales de este mes también se espera que la Cámara de Bancos divulgue la primera medición de las Tasas de Referencia Interbancarias, tanto en colones, como en dólares para diferentes meses.
Así se tendrían indicadores también de tasas activas con diferentes plazos que le podrían resultar beneficiosos al consumidor para poder calcular de una forma más eficiente sus operaciones crediticias en el mercado.
Por el momento lo que se utiliza como referencia es la Tasa Básica Pasiva, pero con la medición actual, las instituciones financieras indican que no refleja los márgenes de intermediación financiera, por lo que deberán ajustar las tasas activas que hoy se cobran en un futuro, en especial si estas continúan con su tendencia a la baja.

 

Ver comentarios