Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Banco Azteca buscaría clientes hispanos en EE.UU.

| Martes 26 mayo, 2009



Banco Azteca buscaría clientes hispanos en EE.UU.

Ciudad de México- Banco Azteca, controlado por el multimillonario mexicano Ricardo Salinas, dice que la crisis financiera ofrece al banco la posibilidad de entrar al mercado estadounidense y atraer clientes hispanos.
El banco está estudiando llevar sus principales productos —transferencias de dinero, préstamos de menos de $300 y seguros de vida que cuestan $4 a la semana— a California, dijo el 22 de mayo Salinas en una entrevista en San Diego. Los hispanos constituyen una tercera parte de la población del estado de unos 37 millones, según la Oficina de Censos de Estados Unidos.
“Con la crisis del crédito hay una fabulosa oportunidad”, dijo Salinas. “Nuestro banco es muy estable. Podemos darnos el lujo de incursionar en nuevos mercados”.
Banco Azteca es el décimo banco de México en términos de préstamos, con 23.200 millones de pesos ($1.760 millones) en su cartera de créditos a fines de marzo, según estadísticas del gobierno. La empresa, filial de Grupo Elektra SA de Salinas, opera en otros siete países, entre ellos Brasil, Perú y Honduras.
Salinas, de 53 años, asumió la jefatura ejecutiva de Grupo Elektra en 1987, en reemplazo de su padre, que fundó la empresa en 1950. Reestructuró la compañía para evitar la quiebra y luego entró en nuevos mercados, como el de la televisión y las telecomunicaciones.
Grupo Salinas también controla TV Azteca SA, la segunda televisora de México, y Grupo Iusacell SA, la tercera empresa de telefonía móvil. El mercado primario de Elektra son las familias con ingresos mensuales de entre 5.500 y 59.990 pesos, o unos $418 y $4.500, según una presentación hecha en marzo.
La fortuna de Salinas y su familia está valuada en unos $4.200 millones, según un informe de la revista Forbes de marzo.
En una encuesta de 2006 del Pew Hispanic Center de Washington, alrededor del 58% de los adultos de origen hispano en Estados Unidos dijeron que tenían una cuenta bancaria.
Entrar al mercado estadounidense podría aumentar los ingresos al tiempo que las ventas caen en México. Las tiendas de Elektra están sintiendo el efecto de la recesión en el país, dijo Salinas. Las ventas de productos electrónicos han caído un 36% este año. Las ventas de refrigerados, lavadoras y otros electrodomésticos han bajado un 8%, dijo.
Elektra, que había planeado abrir 1.500 tiendas en Brasil en los próximos cinco años, podría reducir su expansión, dijo Salinas.
Las ventas de motocicletas en Italika, filial de Elektra, han bajado un 30% este año, debido principalmente a la caída del 21% en el peso con respecto a 2008. La compañía controla entre un 60% y 70% del mercado mexicano, dijo Salinas.
Iusacell se encuentra en proceso de renegociar su deuda externa. Los costos de la compañía han subido por la devaluación del peso. La empresa reunirá capital adicional si no llega a un acuerdo para renegociar su deuda, dijo Salinas, y agregó que no tenía planes de vender la compañía.
Por su parte, TV Azteca podría encarar sanciones gubernamentales por ofrecer un servicio que transmite canales de televisión digital a decodificadores vendidos en las tiendas de Elektra. La Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) de México dijo la semana antepasada que la licencia de emisión de TV Azteca podría no cubrir el servicio. La Cofetel recomendó un proceso de sanciones, que requiere ser revisado por la Secretaría de Telecomunicaciones y Transporte.
La compañía está en su derecho de ofrecer más canales, dijo Salinas. Dijo que Elektra ha vendido unos 1 mil decodificadores, que cuestan 1.999 pesos y pueden recibir 20 canales, incluso algunos que no podrían verse de lo contrario. La empresa podría vender hasta 2 millones de aparatos, dijo Salinas.
TV Azteca tiene una defensa legal preparada en caso de que las autoridades reguladoras intenten sancionar a la compañía.
“Estamos dispuestos a llegar hasta las últimas consecuencias en caso de ser necesario; incluso podríamos recurrir a los tribunales internacionales”, dijo Salinas.