Bancarrota de Marussia dejó secuela
La escudería Marussia formó parte de la Fórmula Uno desde la temporada 2012 y finalizó en 2014 en Sochi, Rusia, con la participación de su piloto estelar, Jules Bianchi. INTERNET/LA REPÚBLICA
Enviar

Bancarrota de Marussia dejó secuela

La bancarrota de la escudería de Fórmula Uno Marussia puede ocasionar 21 millones de euros en pérdidas a Ferrari y 9 millones a McLaren, reveló el diario británico The Sunday Telegraph.
A partir de documentos de la asesoría financiera británica FRP Advisory, el periódico señala que tanto el nuevo equipo del piloto español Fernando Alonso como su anterior escudería están entre los cerca de 200 acreedores de Marussia.


La división de inversiones del banco británico parcialmente nacionalizado Lloyds, Lloyds Development Capital (LDC), reclama por su parte 12,7 millones de euros de la liquidación de la escudería.
El diario señala que LDC puede recuperar una parte de esa deuda, que estaba asegurada en alrededor de 2 millones de euros, mientras McLaren y Ferrari perderán probablemente su inversión.
La firma italiana proveía motores a los automóviles de Marussia, mientras que la británica le facturó servicios de ingeniería.
El equipo comenzó a tocar fondo en diciembre de 2013, cuando declaró unas pérdidas netas de 14 millones de euros a pesar de registrar unos ingresos de 77,7 millones de euros.
Al parecer, a la Scuderia se le debían más de 20 millones de euros por el suministro de las unidades de potencia, mientras que a los de Woking quedaba pendiente el pago de 9 millones por los servicios prestados en términos de asesoramiento técnico.
Debido a la bancarrota de la formación antes denominada como Virgin, los dos equipos más antiguos de la parrilla no podrán ingresar estas cantidades.
Además, el mismo rotativo apuntó que LDC recibió los casi 17 millones de euros que el equipo fundado en 2010 tenía que abonarles, por medio de todos los activos de la estructura.
Los otros 200 acreedores a los que la formación debía dinero aún no han recibido parte alguna de la deuda que existía.
Geoff Rowley, socio fundador de la asesoría financiera británica FRP, explicó que este pago contaba con prioridad sobre el resto. El problema es que no existen recursos suficientes para saldar las cuentas pendientes con las otras partes.
Este conjunto terminó su actividad el pasado noviembre, despidiendo a sus empleados y perdiéndose las tres últimas citas del campeonato.
Una gran parte de este equipo ya se vendió hace dos semanas. La próxima subasta tendrá lugar el 21 de enero, en ella los protagonistas serán los tres coches (sin motor).
La escudería solo anotó dos puntos en cinco años, los conseguidos por Jules Bianchi en Mónaco, antes de su grave accidente en Suzuka.

Londres/EFE

 


Ver comentarios