Enviar

Aun si el país estuviera en condiciones económicas —que no lo está— para ofrecer créditos a las pymes con muy bajo interés y condiciones de alto riesgo, sin importar que se pueda producir un agotamiento del sistema si sobreviene la falta de pago, lo correcto debería ser que así se diga por parte de quienes lo están apoyando


Banca para el Desarrollo sería insostenible

Las propuestas para hacer modificaciones a la actual Ley del Sistema de Banca para el Desarrollo (SBD), en discusión actualmente en la Asamblea Legislativa, de aprobarse, no vendrían a significar un verdadero desarrollo para el sector de las pymes, a mediano plazo, puesto que esos préstamos, a tan bajo interés, no serían algo sostenible.
Aun si el país estuviera en condiciones económicas —que no lo está— para ofrecer créditos a las pymes con muy bajo interés y condiciones de alto riesgo, sin importar que se pueda producir un agotamiento del sistema si sobreviene la falta de pago, lo correcto debería ser que así se diga por parte de quienes lo están apoyando
No obstante, pareciera que actualmente las discusiones en torno al tema, en el Congreso, por parte de una importante cantidad de diputados, parten del supuesto de que sí sería sostenible el sistema.
Sin embargo, si las condiciones de riesgo son muy altas y las tasas muy bajas, en determinadas condiciones —como por ejemplo que muchas pymes no pudieran hacer frente a sus créditos— podría sobrevenir una situación de agotamiento del sistema.
Ante esta realidad, pero atendiendo a la necesidad de que las pymes obtengan crédito, una solución sería ofrecerlo pero a tasas de interés razonables para cubrir riesgos y asegurar así el sostenimiento del sistema.
Esto, sería de todos modos un beneficio importante pues significaría una opción para obtener crédito que actualmente esos empresarios no tienen.
La realidad pareciera mostrar que ante la falta de crédito, en muchos casos esas pequeñas compañías solucionan sus problemas financieros acudiendo a tarjetas de crédito (con altísimo interés) o incluso al desaconsejable auxilio de los préstamos privados con intereses de usura o excesivos.
En estos casos, es bastante alta la posibilidad de quiebra de las pymes que se financian de ese modo.
Tomando en cuenta todo lo anterior, podría encontrarse una solución mediante préstamos del SBD con tasas razonables para el sostenimiento del mismo, que al menos asegurara al sector contar con crédito cuando estuviera en posibilidad de asumir dichas tasas de interés.

 

Ver comentarios