Logo La República

Lunes, 17 de diciembre de 2018



NACIONALES


Banca libra fuerte pulso por aguinaldos

Wilmer Murillo [email protected] | Martes 13 noviembre, 2007



Estimaciones revelan que más de medio millón de trabajadores podrían acogerse a posibilidad de recibirlo por anticipado
Banca libra fuerte pulso por aguinaldos

• BAC Credomatic ya lo adelantó a 40 mil trabajadores mientras que el Nacional ha girado más de ¢2 mil millones del decimotercer mes

Wilmer Murillo
[email protected]  

Aunque en la mayoría de los casos el aguinaldo se cancela a partir del 1º de diciembre de cada año, algunos bancos rompieron los fuegos para atraerse trabajadores que deseen gastarlo por anticipado.
Se estima que poco más de medio millón de empleados se podrían acoger a esta facilidad, de acuerdo con cálculos de las propias entidades bancarias.
A la fecha el BAC Credomatic informó que anticipó el aguinaldo a 40 mil trabajadores.
Aunque no todos los bancos ofrecen los datos al respecto, se estima que ya se sobrepasan los ¢5 mil millones, de los cuales solo el Banco Nacional ha prestado ¢2 mil millones.
El número de trabajadores y el monto podrían aumentar si otras entidades financieras ofrecieran programas similares, pero hasta la fecha promueven estos programas solo el BAC Credomatic, el Banco Nacional de Costa Rica y el Banco de Costa Rica.
El Banco Popular, aunque adelanta préstamos sobre el salario no desarrolla ningún plan de anticipo del decimotercer mes.
Esta semana, Bancrédito por su parte, podría anunciar un plan de anticipos, adelantó Ricardo Valenciano, subgerente comercial.
La intención de las entidades financieras es que los trabajadores aprovechen las liquidaciones de inventarios, hacer apartados en tiendas y adelantarse al eventual agotamiento de los productos de la época.
De allí que la mayoría de los programas terminan el 20 de diciembre, que es cuando vence el plazo para pagar el aguinaldo.
BAC Credomatic extiende el plazo de pago hasta el 31 de diciembre pues mucha gente no recibe el aguinaldo hasta esa fecha, explicó Eric Campos, gerente de banca empresarial. “Nosotros adelantamos hasta ¢110 por cada ¢100”, dijo el banquero.
Casi todos los trabajadores que reciben su salario a través de la tarjeta de BAC Credomatic pueden acogerse al programa. Un empleado con un salario de ¢200 mil, por ejemplo puede retirar ¢220 mil y paga ¢12 mil por el adelanto, sin necesidad de trámites pues puede hacerlo a través del cajero automático.
El Banco Nacional ofrece un anticipo para los clientes que poseen una tarjeta de crédito, y les adelanta hasta un 90% del aguinaldo. No obstante, se requiere que la tarjeta tenga un disponible mayor a ¢300 mil y que el cliente esté al día en todas sus operaciones con el Banco.
El Banco de Costa Rica presta también hasta un 90% a una tasa de interés del 16%, fija anual y 1,5% de comisión de formalización.
Como en el resto de la banca en BCR los beneficiarios tienen que ser clientes con una relación de pago a través de planillas no menor de seis meses.
El plazo para pago, a diferencia del BAC, el Nacional lo extiende hasta el 1º de febrero e incluso permite refinanciar el monto de acuerdo con el tipo de interés de su propia tarjeta. “Por el anticipo se cobra una comisión del 1,5% mensual deducida al ejecutar el depósito”, explicó Manrique Chacón, director de Estrategia Comercial del Banco Nacional.
Entretanto, BAC Credomatic solo cobra ¢60 por cada ¢1.000 adelantados.
Dadas las facilidades, el programa del BCR “está teniendo una buena aceptación, pues el interesado solo debe presentar una copia de la cédula y otra de la orden patronal y un recibo de servicios públicos”, dijo Carlos Segura, del departamento de Mercadeo.
Este año se estima que, en el caso del Estado, unos 154 mil trabajadores de los tres poderes y los pensionados cobrarán el aguinaldo a partir del 1º de diciembre. Con respecto al año pasado se estima que se pagará en promedio ¢180 mil por cada trabajador del sector oficial.
De allí que el aguinaldo también reviste un atractivo para todos los intermediarios financieros y puestos de bolsa que lanzarían desde ahora, campañas masivas por los medios de comunicación para persuadir a los trabajadores a que destinen una parte a la inversión o a sus arcas.
Los puestos de bolsa y fondos de inversión diseñan figuras con tendencias específicas a la capitalización, pero la lucha es intensa y casi toda dirigida al consumo, aunque no se descartan también esquemas de ahorro a corto y largo plazo.
Libretas o cuentas de ahorro, planes de ahorro anuales, fondos de inversión, fondos de pensiones voluntarias, certificados de depósito a plazo y planes de ahorro para la educación de los hijos, figuran entre otras opciones.