Banca latina busca aprovechar auge en remesas
Enviar
Entidades financieras recibirán $72 mil millones este año
Banca latina busca aprovechar auge en remesas

• Banqueros de 41 países se reúnen esta semana en Miami, Estados Unidos

Miami
EFE

El gran reto de la banca de Latinoamérica es canalizar los $72.000 millones en remesas que recibirá la región este año hacia el ahorro y la financiación de inversiones de la pequeña y mediana empresa, según Felaban.
Para alcanzar ese objetivo, la banca debe desarrollar más iniciativas que permitan profundizar el acceso a los servicios financieros, dijo Fernando Pozos, presidente de la Federación Latinoamericana de Bancos (Felaban), a EFE.
Este asunto es el tema central de la Cuadragésima Primera Asamblea Anual de Felaban que se celebrará en Miami del 4 al 6 de noviembre, con la participación de 1.500 banqueros de 41 países de América Latina, Asia, Australia, Europa y EE.UU.
"Las remesas y las microfinanzas jugarán un rol fundamental en la bancarización y la forma de incorporar a aquellos sectores de la población que no han tenido acceso al sistema financiero formal", afirmó Pozos.
Explicó que en el caso de las remesas, muy pocas personas envían y reciben ese dinero a través de las entidades financieras, situación que les impide contar con mecanismos de ahorro, inversión y crédito.
A consecuencia de ello, la mayor parte del dinero se destina al consumo y la subsistencia, cuando bien podría canalizarse mediante el sistema financiero formal de la región como un elemento de impulso para el crecimiento económico de América Latina y el Caribe.
Según el Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin) del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la región recibirá este año $72.000 millones en remesas, monto que representa un alza del 15% en relación con 2006.
El volumen seguirá creciendo robustamente en los próximos tres años para superar por primera vez los $100.000 millones en 2010, según cifras divulgadas por el Fomin en Guatemala en marzo pasado.
Pozo destacó que los propios organismos multilaterales de financiación como el BID y Fomin son conscientes de la importancia que tiene la bancarización y la incorporación de las remesas como un elemento fundamental para que los sistemas financieros puedan convertirse en un factor del crecimiento económico.
"Y Felaban tiene absolutamente claro el rol que tenemos en el proceso de crecimiento y desarrollo de la región. No puede existir un crecimiento sostenible si no hay un sistema financiero sólido que se involucre y busque la forma de incorporar a la población que ha estado excluida de ese sistema", explicó.
En la región ya se han dado pasos para promover la inclusión de esos sectores como es el caso de Brasil, Colombia y Perú, entre otros países latinoamericanos.
"El caso brasileño es un buen ejemplo al incorporar prácticas interesantes como son los corresponsales no bancarios que buscan la forma de llegar a las poblaciones más pobres a través de esquemas que abaraten el costo a los servicios del sistema financiero formal, tanto de ahorro como de crédito", detalló el banquero.
Los corresponsales no bancarios ofrecen servicios financieros a través de sociedades constituidas legalmente como una tienda o una cadena de farmacias y este sistema "abarata totalmente el costo de acceso a las personas".
En Colombia, debido a los problemas relacionados con el conflicto armado que desincentivan las actividades de la banca en zonas rurales, esos corresponsales no bancarios también operan desde 2006.
Varios estudios han determinado que en el caso de Brasil hay un mayor número de personas que utilizan las instituciones financieras formales a través de los puntos de servicio ofrecidos por esos corresponsales.
"El mensaje es que existe un avance importante, un proceso de enorme concienciación de la banca latinoamericana en cuanto a incorporar a esos sectores, incluyendo a las medianas y pequeñas empresas. Es el gran reto y el gran paso que están dando los bancos para impulsar el desarrollo económico", agregó.
En este proceso de bancarización los gobiernos de la región también deben abordar el tema de una manera técnica, a fin de facilitar las normativas para que los sistemas financieros puedan promover una mayor incorporación de las personas en estos, recomendó Pozo.

Ver comentarios