Logo La República

Lunes, 10 de diciembre de 2018



NACIONALES


Banca estatal perdería millones por censura del TSE

Wilmer Murillo [email protected] | Miércoles 04 noviembre, 2009



Bancos reclaman indefensión para promocionar sus productos por veda impuesta por tribunal electoral
Banca estatal perdería millones por censura del TSE
Solo en inversión en festejos de fin de año BCR dejaría de percibir unos $500 mil, y más de ¢300 millones por marchamos

Wilmer Murillo
[email protected]

Los bancos públicos externaron ayer su inconformidad con la decisión del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) de incluirlos dentro de la restricción publicitaria establecida en Código Electoral.
De acuerdo con esto, la banca comercial del Estado quedaría inhabilitada para hacer publicidad durante tres o cuatro meses a sus productos y servicios, lo que sus jerarcas califican de muy grave, dado que está en franca competencia con la privada.
Hay dudas razonables sobre el tema, y los bancos informaron que pedirán aclaraciones al Tribunal en una audiencia que se apresuraron a solicitar.
La difícil situación en que el acuerdo del TSE pone a los bancos fue reconocida ayer por el presidente Oscar Arias quien criticó la prohibición de “estricta”.
El Banco de Costa Rica, el Nacional, el Popular y el Crédito Agrícola de Cartago solo pueden publicar avisos de carácter informativo, como cambios en horarios, según la veda electoral.
“Nosotros estamos anunciando nuevos planes de vivienda, descuentos de tarjetas, y otros servicios relativos al giro comercial del banco”, dijo Mario Rivera Turcios, gerente general del Banco de Costa Rica.
Actualmente los bancos están informando sobre su actividad ordinaria, nuevos productos y promociones, por considerar que hacerlo está dentro de la legislación vigente, dijo por su parte Manrique Chacón Vargas, director corporativo de Estrategia Empresarial del Banco Nacional.
Hasta ahora el Nacional no ha sido notificado y lo mismo manifestó Mario Rivera Turcios. “Estamos contactando al Tribunal, para explicarle nuestra posición, y en particular que, siendo de las pocas empresas del Estado en franca competencia con el sector privado, suspender la comercialización de productos y condiciones en que los ofrecemos durante cuatro meses nos pone en franca desventaja”, adujo Mario Rivera.
Pero las consecuencias serían nefastas para los bancos públicos, precisó.
Solamente la inversión del BCR para promocionar su logotipo en los festejos populares de Zapote es de $500 mil.
En general la banca del Estado no podría realizar publicidad para que por su medio los costarricenses paguen el impuesto de vehículos (marchamo). Para el BCR solamente, las pérdidas que ello le acarrearía las estima en ¢300 millones.
La banca pública está sometida actualmente a lo que en términos militares se conoce como una acción de “pinzas” por parte de otras oficinas del Estado. Por un lado el Tribunal Supremo de Elecciones y por otro el Ministerio de Economía, intentan atraparla en una posición que la dejaría en la indefensión.